Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Altafulla desmiente las denuncias sobre la Policia Local

El sindicato FeSP-UGT denunció la situación «precaria» del cuerpo y hablan de «irregularidades» en la contratación
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de la comisaría de la Policia Local de Altafulla. FOTO: CEDIDA

Imagen de archivo de la comisaría de la Policia Local de Altafulla. FOTO: CEDIDA

El Ayuntamiento de Altafulla ha desmentido las denuncias de la FeSP-UGT sobre la «precariedad» de la Policía Local y supuestas «irregularidades» en la contratación de los agentes. Dicen no haber recibido ninguna queja formal por parte del cuerpo ni del Comitè de Empresa. 

El sindicato denunció que el 25% de la plantilla estaba en situación de itineraje por una «gestión deficiente del Ayuntamiento» y que en algunos casos los agentes no habrían accedido a sus puestos de forma «legal». Consideran que los agentes «tienen muchas limitaciones» ya que el Ayuntamiento «no les ha formado debidamente». Y denuncian la falta de personal. 

Por su parte el Ayuntamiento explica que la Policia Local de Altafulla representa casi el 26%(1.005.211 euros) del total del capítulo 1 de Personal del Ayuntamiento con un total de 20 efectivos para una población de 5.120 habitantes, y se refuerza de cara la temporada estival. Además aseguran que la ratio de la Policia Local es de 4 agentes por mil habitantes, «muy por encima de la media catalana que se sitúa en un agente y medio por cada mil habitantes», según los datos facilitados por el consejero Miquel Buch.

Falta de vehiculos

Desde la UGT lamentan que no pueden utilizar dos de los tres vehículos de los que disponen en régimen de renting durante los días de fuertes lluvias. Dicen que cuando se averían, estos no se sustituyen. El sindicato señala que las dos motocicletas de las que disponen son de segunda mano y siempre están en el taller. La situación provoca que la mayoría de servicios que se realizan se tengan que hacer a pie. 

También denuncian la manca de recursos. Aseguran que tienen problemas por conseguir la ropa de servicio y que no disponen de un etilómetro para realizar pruebas de alcoholemia. 

El Ayuntamiento explica que la flota de coches está formada por 4 vehículos, dos de ellos adquiridos en la Associació Catalana de Municipis (ACM) l’octubre de 2017 y dos motos.  Remarcan también que cada seis meses se actualiza la ropa y el material a petición de los agentes. Y en relación al etilómetro exponen que tienen un convenio con el Servei Català de Trànsit para compartirlo con otros municipios del Baix Gaià. El Ayuntamiento asegura que el cuerpo cuenta con unos de los equipamientos más avanzados del territorio con cámaras personales, entre otros dispositivos. 

Temas

Comentarios

Lea También