Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Calafell denuncia al dueño del perro muerto a tiros de la policía

El consistorio dice que de haber estado el animal atendido y cumpliendo la norma, nada hubiese pasado

José M. Baselga

Whatsapp
El animal abatido a tiros.

El animal abatido a tiros.

El Ayuntamiento de Calafell ha denunciado a los propietarios del perro abatido a tiros por un policía local que dijo que actuó en defensa propia al verse amenazado por el animal. 

La denuncia es por incumplimiento de la normativa de animales ya que el perro carecía de chip y no estaba censado. «Tampoco se cumplían otras obligaciones que tienen los dueños de mascotas».

Diligencias
El Ayuntamiento ha enviado al juzgado las diligencias del caso.  En un primer momento un hombre dijo ser el dueño y que presentaría la documentación. Sin embargo posteriormente se desdijo y ahora niega ser el dueño.

Protesta por la acción policial.

Han sido las declaraciones de vecinos las que han servido al Ayuntamiento para señalar al propietario. También que en septiembre un hombre se identificó ante la policía como dueño del perro tras quejas de vecinos porque el animal iba suelto por la calle. 

Avala al policía
En las diligencias enviadas al juzgado el Ayuntamiento avala la versión del policía que dice que actuó en defensa propia. Añade que «testigos en la zona confirman que el perro intentó morder en las piernas al agente». Añaden que «el agente intentó esconderse tras el coche y que el animal siguió intentando morderle». El agente se habría ido retirando «hasta que se encontró acorralado». Entonces «usar el arma fue el ultimo recurso»

El Ayuntamiento dice que «si el perro hubiese estado debidamente atendido y no suelto sin atar ni bozal no hubiese sucedido lo que ha pasado». El alcalde Ramon Ferré dice «lamentar lo sucedido y que el agente tuviese que actuar para proteger su integridad». Añade que «en lo que ha pasado hay unos causantes de la situación que ahora intentar huir de responsabilidades».

El animal abatido en el suelo.

Por su parte la entidad animalista Pacma denunciará al Ayuntamiento por la desproporcionada actuación policial, que consideran evitable. También destacan que el consistorio no activó los protocolos para la recogida de un animal sabiendo que los agentes acudieron a la urbanización por el aviso de los vecinos que el perro iba suelto.

Vecinos de la zona negaron que el perro pudiese atacar al agente y señalan que era un animal tranquilo. El pasado sábado vecinos y entidades se manifestaron a las puertas del consistorio para exigir responsabilidades por la muerte a tiros del perro.

Noticias relacionadas:

Temas

Comentarios

Lea También