Más de Costa

El Ayuntamiento de Calafell no lograr abrir aún las casas donde anidan las ratas

Son propiedad de bancos y todavía no ha conseguido permisos para acceder

José M. Baselga

Whatsapp
Las casas en las que se han detectado los nidos.

Las casas en las que se han detectado los nidos.

Una tapeta de madera intenta bloquear el agujero por que salían muchas ratas y ratones de dos casas deshabitadas en pleno núcleo de la playa de Calafell a escasos metros del paseo marítimo.

La presencia de ratas en esa zona llevó a un seguimiento para intentar localizar sus nidos y se encontraron bajo la cofradía de pescadores y en las dos casas de la calle Sant Pere.

Cebos
Esta semana el Ayuntamiento ha fumigado y colocado cebos en la cofradía y en el alcantarillado. Pero en las casas donde pueden vivir centenares de roedores sólo se ha tapado el agujero en la puerta por la que salen.

El propio Ayuntamiento reconoce que la medida tiene poca efectividad porque los animales encontrarán otros puntos por los que salir y entrar. Sin ir más lejos por la parte posterior de la vivienda o el mismo alcantarillado.

Pero dice estar incapacitado para entrar en las dos propiedades ya que pertenecen a bancos. «La necesidad de permisos para entrar en una propiedad privada lo retarda, pero cometeríamos un delito si entramos», explicado el consistorio en una nota.

Más decisión
Sin embargo son muchos los vecinos y comerciantes que piden una actuación decidida porque los que está en juego, además de la imagen turística del municipio, es la salubridad.

En este sentido recuerdan que los propietarios tienen la obligación de tener sus fincas en condiciones y que en caso contrario el Ayuntamiento puede intervenir de forma subsidiaria y más si la situación supone un riesgo. Además añaden que la situación por tener las propiedades en ese estado debería suponer una sanción para los bancos dueños de las dos viviendas.

En la vía pública
El Ayuntamiento dice «estar actuando en la vía pública, donde evidentemente no necesita ningún permiso». La actuación está consistiendo en la colocación de trampas y realizando un tratamiento raticida a través de las alcantarillas.

Los comerciantes y los vecinos de la calle reclaman sin embargo una actuación decidida por parte del Ayuntamiento y consideran que tiene mecanismos para obligar al banco propietario a actuar de manera inmediata. Explican cómo las ratas y ratones corretean por la calle y trepan por las canalizaciones.

A la situación tampoco ayuda el incivismo de algunos vecinos que tiran las basuras a cualquier hora fuera de los contenedores, lo que es un apreciado alimento para los roedores. El Ayuntamiento asegura que ha comenzado a multar a quienes deja bolsas de basura en la calle e identifica a su propietario tras abrirlas.

Temas

Comentarios

Lea También