Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El III Torneig de Horseball sirve para echar el cierre a la Festa del Rei Jaume

Esta competición a caballo se celebró en la playa de Llevant y logró acaparar la atención de numeroso público

Eduard Castaño

Whatsapp
Un momento de la competición sénior mixta celebrada ayer tarde en la playa de Llevant. Foto: Fabián Acidres

Un momento de la competición sénior mixta celebrada ayer tarde en la playa de Llevant. Foto: Fabián Acidres

La capital de la Costa Daurada rememoró este pasado fin de semana la salida desde Salou del monarca Jaume I hacia la conquista de Mallorca hace ya 790 años. El casco antiguo de la localidad engalanó sus calles, que se llenaron de público el sábado, para vivir y revivir la hazaña histórica. Hubo actividades culturales, comerciales de promoción y hasta deportivas.

El cierre a los festejos de este año lo echó el III Torneig de Horseball Jaume I en la playa de Llevant, donde se celebraron dos competiciones. Primero fueron los más pequeños los que disputaron su partido y luego llegó el choque del sénior mixto el que deleitó y arrancó los aplausos de los cientos de personas que asistieron al evento.

A caballo entre varios deportes

El horseball es un deporte ecuestre que consiste en una mezcla de baloncesto, rugby y polo. El objetivo es lograr marcar el mayor número de goles en las canastas verticales del equipo contrario.

Se enfrentan dos equipos de cuatro jugadores por bando (más dos reservas de cada equipo) que deben recoger del suelo, sin desmontar, una pelota envuelta en un armazón con seis asas de cuero y, que a través de un conjunto de pases y defensas, deben meterla en unas canastas fijas en los extremos del campo.

Para convertir tantos, debe haber intervención de al menos tres jugadores del equipo atacante. Es necesario que se realicen tres pases entre jugadores diferentes. Cuando el balón cae a tierra, los jugadores de cada equipo deben recogerlo sin bajarse del caballo, por medio de una cincha de recogida que une los dos estribos. Los equipos son mixtos y el juego se desarrolla en una pista de 60 x 30 metros con dos zonas de seguridad separadas por dos cilindros hinchables.

Se trata de una disciplina que destaca por su espectacularidad, rapidez de movimientos del jugador con el caballo y la peculiaridad de recoger el balón sin bajar del caballo cada vez que esta cae al suelo.

Con estas premisas, el III Torneig Jaume I contó con momentos de enorme asombro entre el curioso público presente, desconocedor en su gran mayoría de las reglas que rigen este deporte. «Me parece increíble la puntería y la habilidad que tienen estos niños a la hora de montar a caballo y tirar a canasta a la vez», se preguntaba Martín, un turista de Vitoria que ha venido siguiendo los diferentes actos de la Festa del Rei Jaume estos días en Salou.

Y es que la primera competición de las dos disputadas en la tarde de ayer la celebraron seis niños (3 por equipo en lugar de los 4 que marca el reglamento ya que no se trata de una competición oficial).

El resultado final de este enfrentamiento en categoría sub-12 fue de 9-9 entre Westfork y el Costa Daurada. Al descanso ya se había llegado con 3-3.

El partido sénior mixto jugado posteriormente entre Can Farrier’s y Westfork acabó con victoria de estos últimos por 5-3. Los caballos de este choque son más grandes que los de los pequeños y el enfrentamiento también tuvo momentos más intensos. En ambos casos, el público disfrutó y el Ayuntamiento parece querer apostar por una nueva edición el próximo año.

El próximo, 25 años

Se da la circunstancia de que el próximo años se celebrará la XXV edición de la Festa del Rei Jaume. En los próximos días habrá una valoración respecto a la edición que acaba de finalizar, pero es probable algún tipo de acto especial para conmemorar una tradición que se ha ido arraigando entre los visitantes y la población de Salou.

Temas

Comentarios

Lea También