Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàutic de Cambrils invertirá ocho millones en la renovación de la dársena deportiva

El Club prevé integrar el puerto con la ciudad, ampliar el varadero y también los amarres a partir de septiembre 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El nuevo edificio de capitanía, en primer plano, compartirá espacio con la Escuela de Vela. Detrás, el futuro varadero. FOTO: cedida

El nuevo edificio de capitanía, en primer plano, compartirá espacio con la Escuela de Vela. Detrás, el futuro varadero. FOTO: cedida

El Club Nàutic de Cambrils empezará las obras de remodelación de la dársena deportiva el próximo mes de septiembre, según ha confirmado el presidente de la entidad, Ramon Vallverdú. «Nuestro principal objetivo es adaptar nuestras instalaciones a la náutica actual y la del futuro. Pero lo más importante es que esta remodelación nos permitirá romper con la estacionalidad del Club Nàutic con distintos espacios y nuevos servicios», asegura Vallverdú. 

La entidad podrá ofrecer más servicios de charter con los nuevos equipamientos. «La gente ya no tiene un barco, lo que hacen es alquilarlo un fin de semana. Este es el futuro», sentencia el presidente del Nàutic. 

El club ha presentado esta semana el proyecto de modernización de las instalaciones a Ports de la Generalitat, titular del Port de Cambrils, para que de su aprobación definitiva. La licitación de las obras se hará mediante concurso público por una cuestión de transparencia con los socios de la entidad. 

"Nuestro principal objetivo es adaptar nuestras instalaciones a la náutica actual y la del futuro"

En marzo del 2017 Ports de la Generalitat y el Nàutic de Cambrils firmaron un contrato para ampliar a otros 25 años la concesión. La entidad se comprometió a renovar las instalaciones náuticas a cambio de poder gestionar la dársena deportiva.
El Nàutic invertirá 7,8 millones de euros en la remodelación de las infraestructuras, unos trabajos que se ejecutarán en tres años y en cuatro fases distintas. 

Este mes de septiembre está previsto que se inicien las dos primeras fases: la integración del puerto con la ciudad y la remodelación de los amarres y la ampliación del varadero

El ensanche del paseo marítimo, desde el espigón al puerto, permitirá ordenar el tráfico de peatones y prevenir los accidentes de tráfico, según el arquitecto del Nàutic encargado del proyecto, Àngel García Puertas. Con esta ampliación se tendrá un mejor acceso a la zona de empresas náuticas. 

La entidad se comprometió a renovar las instalaciones náuticas a cambio de poder gestionar la dársena deportiva

En una segunda fase, se derribarán seis pantalanes y se construirán cuatro nuevos para optimizar la lámina de agua y reubicar los amarres. El objetivo es fomentar la movilidad de las embarcaciones. Con estos trabajos se pasará de 426 embarcaciones actuales  que hay en la dársena deportiva, de entre 6 y 25 metros de eslora a 442 embarcaciones, manteniendo los mismos tamaños.

Asimismo también aumentará la superficie del varado con la construcción de diez naves industriales. En la entrada del varadero se habilitará una marina seca con una estimación de capacidad de 54 embarcaciones y 15 motos. En esta zona se contruirán 56 pañoles, unos almacenes, adosados al espaldón. El techo de estos pañoles se aprovechará como balcón al mar y contará con unos 400m2. 

Con estos trabajos se pasará de 426 embarcaciones actuales  que hay en la dársena deportiva, de entre 6 y 25 metros de eslora, a 442 embarcaciones

El proyecto del Nàutic también prevé la ampliación del travelift, una grúa que pueda cargar con embarcaciones más grandes. Además, en este sentido, se dragará todo el puerto de modo que va a ser más hondo y podrán acceder barcos de mayor calado.  

La última fase será la remodelación del club social, del edificio de capitanía que contará con la creación de una piscina, nuevos edificios de vestuarios, almacenes y talleres. 

 

El apunte 
La modernización del paseo marítimo 

La empresa pública Ports de la Generalitat ha iniciado esta semana las obras de renovación del paseo marítimo, la zona náutica de ribera y los accesos a la zona de pesca en el puerto de Cambrils. El objetivo es modernizar el paseo, dotarlo de nuevos servicios y dar continuidad a la fachada marítima desde la entrada del Club Náutic hasta la dársena pesquera, potenciando la sostenibilidad y la integración del puerto y la ciudad, con la mejora los espacios para los ciudadanos y los usuarios del puerto.
El proyecto tiene un coste de 451.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Las obras se agrupan en tres grandes zonas de actuación: el paseo marítimo, la zona náutica de ribera y los accesos y el muelle de pesca.
El gerente de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez Comes, valró la importancia de renovar la zona del puerto: «El paseo marítimo de Cambrils es uno de los referentes en materia de integración puerto-ciudad de nuestro país». 
Las obras del paseo marítimo  en general consistirán en la reparación del pavimento, la reposición de la vegetación y la renovación del mobiliario urbano. También se sustituirán las bandas reductoras de velocidad y se reparará el pavimento del carril bici. La actuación transformará el espacio urbanizado con una nueva balcón en el puerto. 
 

Temas

Comentarios

Lea También