Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Pacte de Berà insiste en que la A-7 debería llegar hasta el Penedès

El Pacte de Berà celebra la recién aprobada prolongación de la A-7 hasta La Torre, pero pide que llegue hasta el Penedès

M. J.

Whatsapp
El territorio pide también que el posible desdoblamiento de la A-7 discurra de forma paralela a la autopista AP-7. FOTO: Pere Ferré

El territorio pide también que el posible desdoblamiento de la A-7 discurra de forma paralela a la autopista AP-7. FOTO: Pere Ferré

El Ministerio de Fomento aprobó esta última semana que la carretera N-340 se desdoblara también hacia el norte, prolongando la A-7 desde La Móra hasta la rotonda de acceso a la autopista desde Torredembarra, recorriendo un tramo de 5,56 kilómetros. Este anuncio da respuesta a una reivindicación histórica del territorio, que lleva tiempo esperándolo. Los municipios afectados, aunque algo escépticos, se muestran moderadamente satisfechos. Pero el territorio pide más, aunque es consciente de que los próximos pasos llegarían en un futuro no muy cercano.

Así lo pone sobre la mesa el alcalde de El Vendrell y portavoz del Pacte de Berà, Martí Carnicer, quien señala que, con una visión más a largo plazo, se continuará trabajando conjuntamente en el marco del Pacte de Berà. Carnicer subraya que «que ha logrado que personas de distintos partidos políticos hayan podido llegar a un consenso y conseguir resultados importantes en cuatro años de trabajo». Por ello, y a la espera de las decisiones que se tomen cuando finalice la concesión de la autopista AP-7, Carnicer manifiesta que, desde el organismo, se insistirá en que las cosas no queden aquí, sino en que se lleve a cabo la prolongación de la A-7 hacia el Penedès.

En lo que a esta cuestión se refiere, el alcalde de El Vendrell apunta también que la propuesta que ponen sobre la mesa en este caso desde el Pacte de Berà es que el trazado de la continuidad de la A-7 hacia el Penedès se trace de forma paralela a la AP-7, «para no tener que trinchar más el territorio».

Y es que el Baix Gaià y el Baix Penedès llevan años insistiendo en la importancia de que se tomen medidas ante la preocupante siniestralidad de la carretera N-340, una vía donde los graves accidentes de tráfico son una constante y que se ha cobrado ya numerosas vidas.

Temas

Comentarios

Lea También