Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Puig de El Vendrell denuncia el olor del agua que baja por la riera

Los vecinos dicen que el cauce que se libera, y que procede de la depuradora, no está lo suficientemente limpio de fecales

José M. Baselga

Whatsapp
El agua que se libera de la depuradora hace que la riera baje durante todo el año.  Foto: JMB

El agua que se libera de la depuradora hace que la riera baje durante todo el año. Foto: JMB

Los vecinos de los barrios del Puig y del Pèlag de El Vendrell han vuelto a denunciar el mal olor que genera el agua que baja por la riera, que pasa junto a sus casas y que procede de la depuradora comarcal. Los vecinos denuncian que el agua no baja lo suficientemente limpia, lo que supondría además un delito contra el medio ambiente que estaría cometiendo la propia administración.

Cuando se construyó la depuradora en Santa Oliva el objetivo era que el agua depurada fuese canalizada y bajo tierra por el torrente hasta el emisario, pero la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), en una situación de práctica quiebra, no tuvo presupuesto para la obra. Se optó entonces por liberar el agua, ya teóricamente limpia, por el cauce de la riera con el pretendido argumento de que serviría para recargar el acuífero con las filtraciones que se produjeran.

Actuación ineficaz

Sin embargo, la actuación se ha visto ineficaz y además genera muchas quejas, por lo que los vecinos piden replantear dejar que el agua baje por el cauce.

Los vecinos de los barrios de El Vendrell que tienen la lengua de agua constante junto a sus casas denuncian que la depuradora ya es insuficiente para el volumen de población que atiende y libera mucha agua sin la depuración necesaria.

Al contener un exceso de nutrientes, ya que gran parte son aguas con carga fecal, carece de oxígeno, por lo que las bacterias tienen las mejores condiciones y producen los compuestos que generan malos olores. Una situación que se agrava ya que en muchos tramos el agua queda estancada, lo que añade la proliferación de mosquitos.

La situación del Pèlag y del Puig se repite en la desembocadura de la riera junto al barrio de Sant Salvador. El encharcamiento genera malos olores y la solución que se aplicará es inyectar agua de mar para lograr una mayor oxigenación y también evitar la puesta de larvas de mosquitos.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También