El Vendrell, 'capital' de Lora del Río

Loreños por el Mundo celebra su encuentro anual en el Baix Penedès

José M. Baselga

Whatsapp
El grupo de loreños, en El Vendrell.

El grupo de loreños, en El Vendrell.

Josep Cabrera, vecino de El Vendrell, estaba en la sala de espera del consultorio de la localidad cuando escuchó por megafonía que llamaban a una vecina apellidada Setefilla. Cabrera se dirigió a la mujer. 

«Tenía claro de dónde era», dice Cabrera. La convicción se confirmó. De Lora del Río, respondió la vecina. En Sevilla. Como Cabrera. Setefilla es la Virgen de esa localidad sevillana.

Un futuro
A El Vendrell llegaron hace décadas muchos vecinos de Lora. Salieron del pueblo en busca de un futuro más estable. La localidad llegó a tener grandes empresas como una envasadora de pimientos y de aceite que creó el que fuera presidente del Betis, Benito Villamarín. También hubo otras fábricas y una histórica fundición. El pueblo llegó a tener 30.000 habitantes. Pero cuando cerraron esas empresas, muchos vecinos de Lora optaron emigrar. Hoy tiene unos 23.000 habitantes.

 Hay loreños por todo el mundo. En Australia, Nueva Zelanda, Argentina. Muchos de los que llegaron a Catalunya lo hicieron a La Llagosta (Vallès Oriental). También diversas familias se instalaron en El Vendrell.

Facebook
Para mantener los lazos y el recuerdo, hace años crearon la entidad y la página de Facebook Loreños por el Mundo. Empezó con unas 200 personas y ahora son más de 4.000 los que la siguen de forma activa, explica Ildefonso Cumplido, presidente de Loreños por el Mundo. 

Cada año, además, organizan un encuentro. Y se vuelven a ver y a recordar. La ermita de Setefilla, el castillo, el puente romano o la plaza Pimentonera, donde estaba la histórica fábrica. «Muchos recuerdos de juventud», señala Cumplido. Porque muchos no regresan más que en periodos vacacionales.

Quince familias
Durante este fin de semana un centenar de loreños se han citado en El Vendrell. En la capital del Baix Penedès hay unas quince familias originarias de la localidad sevillana.

Loreños por el Mundo propuso a Cabrera que este año el encuentro fuese en El Vendrell. Los loreños de la localidad han enseñado el pueblo a sus conciudadanos de origen. Y recordado aquellas andanzas junto a la Pimentonera y los campos de verdeo, frutales y cereales. Cabrera lleva 40 años en Catalunya y 9 en El Vendrell. «Ya somos de aquí. Y loreños, siempre».

Como en el pueblo
«Muchos nos encontramos de año en año y entonces es como si de alguna manera volviésemos al pueblo». Son bastantes los que salieron de Lora con 17 ó 18 años «y quedan muchos recuerdos», explica el presidente de la entidad, Ildefonso Cumplido. 

«Los que llegaron primero atrajeron a los demás», señala   Cabrera. Y por eso fueron unas cuantas las familias de Lora que llegaron a El Vendrell.  Procedentes de diferentes puntos del Estado, también de Lora, recordaron sus orígenes paseando por El Vendrell. Los que han llegado de la localidad sevillana explicaban las novedades a quien hace un tiempo que no van. «Ha cambiado mucho».

Temas

Comentarios

Lea También