Más de Costa

El accidente de la avioneta del Aeroclub fue por un «fallo humano»

Un informe asegura que no se tuvo en cuenta la meteorología –la presencia de nubes– a la hora de planificar el vuelo

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
La avioneta siniestrada, tras ser recuperada, fue llevada al puerto de Tarragona. FOTO: PORT

La avioneta siniestrada, tras ser recuperada, fue llevada al puerto de Tarragona. FOTO: PORT

El informe técnico oficial sobre las causas del accidente de una avioneta que cubría la ruta de Eivissa a Reus y que cayó al mar el 3 de noviembre del año pasado –falleciendo sus dos ocupantes– asegura que fue debido a un «error humano». Principalmente porque a la hora de planificar el vuelo no se tuvieron en cuenta las condiciones meteorológicas –presencia de nubes–, que obligó a subir de altitud y que provocó «la desorientación espacial sufrida por el piloto y la eventual pérdida de control de la aeronave». Así lo recoge el informe redactado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil».

La avioneta Piper PA-34-200 había realizado por la mañana del 3 de noviembre el trayecto de Reus a Eivissa. En ella viajaban dos expertos pilotos –David García y Marc Francesch– junto con otras dos personas. La vuelta a la capital del Baix Camp solo la efectuaron los dos pilotos. El plan de vuelo fue presentado bajo las reglas del vuelo visual, en condiciones nocturnas. La aeronave estaba equipada y certificada para el vuelo instrumental, aunque el piloto no tenía habilitación para el vuelo instrumental.

La avioneta despegó del aeropuerto de Eivissa a las 18.14 horas –hora local– y tenía previsto llegar a Reus a las 19.04 horas. Pero a las 18.55 se le perdió del radar. En el aeropuerto de Reus, a las 19.45 horas, se vio que no llegaba y se iniciaron los contactos con el resto de sectores de control aéreo para su localización. Finalmente, a las 20.39 horas se declaró la fase de alerta.

El informe, de 31 páginas, recoge que las condiciones meteorológicas previstas en la zona al norte de Eivissa y hasta Reus eran de cielo nuboso a totalmente cubierto, con nubes tipo nimbo-estratos con la base situada entre 2.000 y 6.000 pies.

Los investigadores recogen que a las 18.48 horas, la aeronave comenzó a ascender de los 6.500 a los 7.600 pies «y el rumbo varía ligeramente a la derecha, lo que parece hacerse patente la presencia de nubes». Y añade: «Se considera que las alteraciones observadas en los últimos minutos de vuelo se iniciaron en un intento de eludir la presencia de nubes y que, a pesar de haber ascendido para eludirlas, las condiciones de visibilidad no mejoraron, conduciendo a que el piloto perdiera sus referencias respecto al espacio y el rumbo de la aeronave errático».

Los datos y las imágenes de teledetección «no permiten asegurar que la zona del accidente se viera afectada claramente por algún fenómeno meteorológico que pudiera haber contribuido al accidente».

En el informe, los técnicos recuerdan que se considera que una planificación del vuelo adecuada y acertada «es básica para garantizar la seguridad». En este caso, recuerdan, los dos ocupantes, ambos como pilotos, «debieron ser conscientes de las dificultades que la meteorología planteaba para vuelo, primero por lo observado en el vuelo anterior y segundo por la información disponible antes del despegue, que omitieron o manejaron erróneamente». Por todo ello, los técnicos consideran «incorrecta» la prioridad en la toma de decisiones para llevar a cabo el vuelo del accidente como el anterior».

Inicialmente, las labores de búsqueda y rescate se realizaron desde el Centro Coordinador del Ejército del Aire en Palma. Durante los dos días siguientes no se encontró ninguna evidencia del accidente. El relevo en la localización de la aeronave fue retomado por el buque Neptuno, de la Armada Española, que rastreó el área definida como más probable. Finalmente, el día 8 el sonar localizó la avioneta a 113 metros de profundidad. El día 11 fue recuperado el cuerpo de Marc y el día 24, el de David junto con los restos de la aeronave por parte de Salvamento Marítimo.

Temas

Comentarios

Lea También