Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El agua de la riera vuelve a pasar sobre la carretera en Sant Salvador de El Vendrell

La avenida no es por la lluvia, sino de agua liberada de la depuradora. El ACA autoriza a levantar montículos para desviarla

José M. Baselga

Whatsapp
El paso del agua impide cruzar a pie la riera.

El paso del agua impide cruzar a pie la riera.

Vecinos de Sant Salvador de El Vendrell vuelven a denunciar la constante bajada de agua por la riera de La Bisbal que en su desembocadura dificulta poder cruzarla a pie y también supone un problema para las motos y las bicicletas.

El problema no es nuevo. Además del agua que pasa sobre la carretera que une a la zona de Sant Salvador con El Vendrell, la constante avenida genera charcos que se mantienen durante semanas favoreciendo la presencia de insectos.

La bajada de agua de los últimos días no está motivada por las lluvias. El Ayuntamiento de El Vendrell reconoce que procede de la que se libera de la depuradora de aguas de Santa Oliva. Es por ello que la avenida ha continuado tras los días de lluvia.

El agua queda encharcada durante días.

Según se explica desde el Ayuntamiento, las intensas lluvias de las últimas semanas han contribuido a recargar el acuífero por lo que no tiene gran capacidad de absorción del agua liberada de la depuradora una vez saneada.

Desde el consistorio explican que la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) ya ha dado permiso al Ayuntamiento para que en el lecho del torrente se levanten unos montículos de tierra a modo de dique para reconducir el agua y evitar que pase sobre la carretera.

Pero los vecinos señalan que todas esas acciones son puntuales y no solucionan los problemas endémicos de encharcamiento. Reclaman una solución definitiva. Esa medida pasaría por reconducir la avenida hacia la zona de Les Madrigueres o porque el agua liberada por la depuradora estuviese en todo su trayecto canalizada bajo tierra hasta llegar al colector submarino.

La situación es un problema para las bicis.

Esa canalización no se hizo cuando acabaron las obras de la depuradora por falta de presupuesto. La Generalitat decidió entonces liberar el agua por el torrente con el argumento de que serviría para recargar el acuífero.

Sin embargo dejar correr ese agua levanta quejas también entre quienes señalan que el torrente es de desguace para casos de avenidas por lluvias intensas, pero no para que haya una corriente permanente ya que la capacidad de absorción es poca.

El principal problema es en la desembocadura ya que al tener un desnivel nulo el agua queda encharcada. Los vecinos de la zona denuncian desde hace años los malos olores que genera, la afectación del único paso peatonal que tienen para cruzar, y la proliferación de mosquitos.

En este sentido reclaman que además del paso peatonal, pendiente de abrir en la desembocadura de la riera, debía de haberse construido uno para vehículos.

El Ayuntamiento hará ahora los diques para evitar que el agua llegue a la carretera.

Temas

Comentarios

Lea También