Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El alumbrado navideño ya luce en las calles de Cambrils

La brigada municipal ha iniciado los trabajos de instalación dos meses antes de las fiestas

C. Sierra

Whatsapp
Los ornamentos festivos ya están instalados en la calle de Pau Casals, en el puerto cambrilense, dos meses antes de Navidad.   FOTO:Alba Mariné

Los ornamentos festivos ya están instalados en la calle de Pau Casals, en el puerto cambrilense, dos meses antes de Navidad. FOTO:Alba Mariné

Todavía quedan dos meses para Navidad pero en las calles de Cambrils, como ya es tradición, las luces han llegado antes del frío. La brigada municipal del Ayuntamiento empezó la semana pasada los trabajos de instalación del alumbrado festivo en la zona del puerto. 
Fuentes del consistorio han apuntado al Diari que el montaje se ha iniciado para asegurar que esté todo listo antes de la Festa Major de la Immaculada, fecha en la que se enciende el alumbrado, y más si se tiene en cuenta que se pueden repetir episodios de lluvias que dificulten los trabajos. 

En los próximos días la brigada continuará con la instalación del resto de los ornamentos en los barrios de la Parellada, el Eixample y el resto de urbanizaciones. Este año, los vecinos apenas notarán cambios en la decoración porque no hay ninguna novedad, por lo tanto las vías volverán a llenarse de estrellas y ángeles, entre otras figuras típicas de las fiestas navideñas.

Hace un año, el consistorio apostó por renovar el alumbrado de Nou Cambrils, el Molí de la Torre, l’avinguda de la Diputació y de todo el paseo marítimo para conseguir un cambio que la ciudadanía valoró de manera positiva, ya que hacía tiempo que no se cambiaba la decoración. Las nuevas luces, que volverán a estar presentes esta Navidad, son de aluminio (menos peso) y leds (bajo consumo), una medida que sigue la línea de ahorro energético del equipo de gobierno.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento se apuntó que este año sería el turno de los barrios de poniente y se renovaría el alumbrado, una decisión que finalmente no se ha llevado a cabo. 

Ahorro importante

Este ha sido el octavo año consecutivo que el consistorio cambrilense decide avanzar la instalación de las luces navideñas a octubre. Todo empezó en 2011, cuando el gobierno de entonces, formado por CiU, PP y la Plic (Plataforma Independent Cambrilenca), se vio obligado a tomar medidas drásticas en plena crisis económica de las arcas municipales. 

El equipo consiguió una rebaja del coste del servicio de 72.000 euros.  No se alquiló el alumbrado que suponía un gasto de 50.000 euros y se decidió hacerse cargo del almacenamiento, mantenimiento y montaje de la luces, unos gastos que anteriormente estaban asumidos por empresas externas. Además, se arreglaron varios ornamentos que eran de propiedad municipal y que hacía tiempo que no se utilizaban.
Esta fórmula se ha seguido con el paso de los años, ya que no solo se sigue con el ahorro importante, también permite a la brigada trabajar con más tranquilidad e instalar las luces de forma progresiva y sin prisas.

Temas

Comentarios

Lea También