El cártel que cultivaba en Roda de Berà y La Bisbal del Penedès

Mossos desarticula un cártel de la droga que tenía capacidad de producir anualmente seis millones de euros en marihuana

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

Mossos d’Esquadra de diferentes unidades y regiones de Barcelona han desarticulado hace unos días una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales y han detenido 27 personas.

La investigación se inició a finales de diciembre del 2019 cuando se detectó la existencia de una organización criminal dedicada al cultivo y tráfico intensivo de marihuana llamada Clan Egara. Esta organización funcionaba como un cártel donde cada uno de sus jefes disponía de sus plantaciones a pesar de que se apoyaban logístico y se intercambiaban trabajadores con el fin de maximizar los rendimientos.

FOTO: CME

Por otro lado, para justificar ante la Agencia Tributaria que obtenían ingresos provenientes de actividades legales, se daban de alta a la Seguridad Social con contratos entre sus miembros y pagándose parte de las deudas que tenían a través de las nóminas.

La marihuana se cultivaba en casas alquiladas o adquiridas por los integrantes del Clan Egara. Posteriormente lo entregaban a otros miembros que la venían a compradores mayoritariamente extranjeros o a asociaciones canábicas que ya los pertenecían.

Los jefes de la organización disponían de varias inmobiliarias y empresas de construcción con el objetivo de blanquear los cuantiosos ingresos que tenían, que utilizaban para emitir facturas falsas y para comprar inmuebles que utilizaban para alquilar a testaferros y después poner en marcha las plantaciones.

Los roles y jerarquías de la organización estaban perfectamente definidos: Algunos de sus miembros se dedicaban a cultivar los esquejes de las plantas de marihuana, otros se encargaban de montar las instalaciones eléctricas y de pinchar la luz de los contadores, una parte cuidaba de las plantaciones y, finalmente, el resto llevaba a cabo las ventas. El Clan Egara tenía capacitado para producir anualmente marihuana por un valor de seis millones de euros.

Durante la investigación se han podido decomisar varias entregas de marihuana y esquejes que han permitido acreditar el delito de cultivo y tráfico de drogas, y una vez se localizaron todas las plantaciones que tenían se decidió realizar la explotación de la investigación el día 26 de junio. Al dispositivo policial participaron más de 150 agentes de intervención, 130 de investigación y 64 inspectores y técnicos de Endesa.

La incidencia de las plantaciones interiores de marihuana en el fraude eléctrico

Esta es la operación en que ha participado más personal de Endesa dada la cantidad de plantaciones interiores que explotaba la organización con el fraude eléctrico que esto supone. En las 43 inspecciones vinculadas a la operación que han llevado a cabo en 24 ha detectado defraudación del fluido eléctrico, con un consumo equivalente al de una población de 686 viviendas.

Además de la manipulación de contadores la proliferación de esta tipología de plantación interior de marihuana comporta riesgos evidentes para las instalaciones eléctricas a causa de las sobrecargas y de la posibilidad de cortocircuitos. Esta circunstancia posa en peligro los vecinos de los edificios y zonas próximas donde se llevan a cabo las plantaciones.

Por este motivo Endesa ha incrementado los medios para hacer el seguimiento y la monitoritzación de los eventuales consumos excesivos que puedan ser compatibles con una defraudación de fluido eléctrico causado por plantaciones de marihuana. Para posar un ejemplo, una vivienda utilizada como plantación interior de marihuana consume el equivalente a 20 viviendas.

La investigación ha sido dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Terrassa y se realizaron 42 entradas y cacheo en las localidades de Terrassa, Sabadell, Castellar del Vallès, Matadepera, Sant Quirze del Vallès, Rubí, Cercs, Gironella, Casserres, Artés, El Terrón, Sant Salvador de Guardiola, Monistrol de Calders, Roda de Berà y La Bisbal del Penedès.

Los agentes han intervenido 186.000 euros, dieciocho vehículos valorados en 500.000 euros, varias armas prohibidas y material para las plantaciones de marihuana con un valor de 1.500.000 de euros

La organización ha sido desarticulada completamente y se han intervenido lo suyos bienes amueblas e inmuebles, dinero y se ha destruido todo el material necesario para posar en funcionamiento y mantener las plantaciones.

Temas

Comentarios

Lea También