Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El comercio rechaza las zonas para perros en la playa de Calafell

La entidad de comerciantes Forum teme que pueda perderse la bandera azul, como señala la normativa del galardón, e incluso la catalogación de destino turístico familiar
Whatsapp
La presencia de perros en la playa genera debate entre defensores y detractores.  Foto: Pere Ferré/DT

La presencia de perros en la playa genera debate entre defensores y detractores. Foto: Pere Ferré/DT

La posibilidad de habilitar zonas para perros en cada una de las tres playas de Calafell (Segur, L’Estany y Calafell) levanta recelo entre el comercio, como explica Lluis Espuis, presidente de Forum, la entidad que agrupa a la mayor parte de los empresarios del municipio.

Para Espuis, habilitar zonas de las playas en las que puedan entrar perros «tiene el riesgo de perder la bandera azul y la catalogación de turismo familiar». El presidente de Forum también considera que «pocos negocios querrán tener frente a sus establecimientos una zona de playa en la que puedan entrar los perros».

 

Alcalde a favor

Como adelantó ayer el Diari, el Ayuntamiento de Calafell estudia destinar zonas en las tres playas de la localidad que sean accesibles para las mascotas. El propio alcalde. Ramon Ferré (PSC), se mostró favorable a la medida y señaló que sería en zonas donde no hubiese afectación para vecinos o comercios.

Sin embargo, desde Forum Calafell alertan que con toda la fachada marítima con comercios «es muy difícil encontrar un lugar donde no haya afectación directa». Espuis considera que habilitar tramos de playa para perros supone hipotecar esas zonas para los bañistas «y también afecta una amplia franja en ambos lados donde los bañistas no querrán colocarse».

 

Petición popular

La iniciativa de habilitar espacios en las playas en los que puedan entrar animales surge de una petición popular a través de Change.org que ya acumula centenares de adhesiones.

Pero esa posibilidad choca con la normativa que rige la concesión de las banderas azules y que estipula que no pueden entrar perros en la playa por motivos de salubridad y seguridad. Desde Forum Calafell temen además que perder la bandera azul comporte también acabar con la catalogación de destino turístico familiar.

A pesar de que la normativa de la bandera azul determina la prohibición de que los animales entren en la playa, son muchos los dueños de perros que al caer la tarde o a primera hora de la mañana llevan a sus mascotas a la arena e incluso se adentran en el mar con ellas.

Ramon Ferré explicaba que se estudiarían las posibilidades y que en caso de que no pudiese hacerse, el Ayuntamiento buscaría terrenos alternativos donde los dueños pudiesen ir a jugar con sus mascotas. Para Ferré, tanto las zonas delimitadas en la playa como los espacios alternativos deberían tener ese efecto disuasorio para que los dueños lleven a sus animales a las playas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También