Más de Costa

El final del barrio del otro lado del torrente de Cunit

Las avenidas de agua obligaro a los habitantes a dejar las viviendas

José M. Baselga

Whatsapp
Imagen de los años 50. En un círculo las casas de la barriada del castillo. FOTO: ANTONI PINEDA

Imagen de los años 50. En un círculo las casas de la barriada del castillo. FOTO: ANTONI PINEDA

La actual casa de Cunit conocida como de Cal Marqués está en los terrenos que en su día pudo ocupar un antiguo y pequeño castillo junto a una también reducida ermita románica. Esas construcciones estaban en la margen izquierda del torrente que con un trazado de 5 kilómetros partía de Clariana y desemboca en el mar.

No fue hasta décadas después, ya en 1.400, que el señor feudal de Cunit construyó en la margen derecha, junto al núcleo histórico, un edificio de mayor tamaño con una gran torre de 17 metros. Era una casa agrícola que además de residencia tenía dependencias para los pajares, establos, prensa y almacenes. Junto a este caserón se levantaron casas para los trabajadores de las tierras de la propiedad.

La entidad de estudios de Cunit Delmacio de Conito explica que esas casas pertenecían al señor del castillo, ya que en el catastro de 1738 no están a nombre de vecinos. El señor feudal las alquilaba a sus trabajadores. Entonces el gran terrateniente con 104 jornales (305.000m², el 11% del término de la localidad) era Carles Casanovas. 

Procesión por el torrente. Al fondo casas del barrio del castillo.

En la margen derecha se construyó otra torre entre 1300 y 1400 que servía para vigilar la costa ante posibles ataques de piratas que acostumbraban a hacer incursiones para robar y secuestrar para reclamar rescates. Con los años esa torre fue el origen de la masía de Cal Raldiris, una de las más antiguas de Cunit.

Expuestas

En torno estaban las dependencias agrícolas y las casas de los trabajadores agrícolas que quedaban en un nivel más bajo y expuestas a las reiteradas avenidas de agua del torrente. Allí se hizo una plaza como la que había en la margen izquierda y que se llamó del Lledoner, después plaza Major y en 1939, de Calvo Sotelo. Estaba en la calle Major, el antiguo camino real.

La reiteración de avenidas de agua fue el final de aquel barrio ya que en más de una ocasión quedaban inundados ambos márgenes del torrente. La investigación del grupo de estudios de Cunit señala que en 1834 una avenida se llevó a un niño de dos años de la familia Ferré.

Al fondo las casas del barrio.

En 1939 todavía residían tres familias. Los Ferré de Cal Ros, los Soler Carbó de Cal Clavera y Josep Carbonell Marsè de Cal Jepet Marsè de Cal Pau de l’Oli.

Las últimas familias del aquel barrio pasaron a instalarse en el núcleo histórico y las tres casas que quedaban se alquilaron en los años 50 a las primeras familias que llegaron  a Cunit inmigrantes de fuera de Catalunya y que fueron jornaleros de la finca del castillo.

Pero aquellas débiles casas levantadas con piedra y barro se deterioraron y sus residentes se trasladaron al centro histórico. Finalmente se optó por el derribo para evitar riesgos. Ya no quedó constancia de aquel pequeño barrio del otro lado del torrente.

Temas

Comentarios

Lea También