Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El hotel de Carles Buïgas perderá altura y se dividirá en dos bloques

El edificio estará compuesto por dos espacios conectados entre sí: uno de 17 plantas y otro de 14. Dispondrá de unas 250 habitaciones
Whatsapp
Dispondrá de una zona comercial. Foto: Cedida

Dispondrá de una zona comercial. Foto: Cedida

El futuro hotel de cuatro estrellas superior de la avenida Carles Buïgas de Salou será más pequeño de lo previsto inicialmente. Tendrá menos plantas y menos habitaciones. La empresa promotora, Mediterrània Industrial TRN, ha modificado el proyecto para adaptarse a los requerimientos exigidos por Urbanisme de la Generalitat y el Ayuntamiento de Salou. En lugar de un edificio de 18 plantas más dos subterráneas, ahora plantean dos bloques conectados entre sí: uno de 17 alturas y otro de 14 (ambos compartirán, además, dos plantas subterráneas de aparcamiento).

La propuesta será aprobada por el consistorio en el pleno del 4 de febrero y luego pasará por la Comissió Territorial d’Urbanisme de Tarragona, que deberá dar el visto bueno definitivo. «La semana pasada le presentamos el proyecto a la Generalitat y nos transmitió que le gustaba, así que esperamos que la Comissió d’Urbanisme tenga una opinión favorable. Hemos reducido el impacto visual como nos pedían», afirma Xavier Roig, gerente de Mediterrània Industrial TRN.

Roig considera que «si todo va según lo previsto, las obras podrían empezar este otoño y el hotel podría abrir en 2018. Su construcción se alargará unos dos años, por lo que es complicado que esté listo para la temporada de 2017». Cuando la promotora anunció el proyecto, en 2013, su previsión era inaugurarlo este año. Va con retraso. La inversión asciende a 25 millones de euros.

Vestíbulo común

El hotel tendrá en torno a 250 habitaciones (el proyecto inicial contemplaba 340) y ocupará una superficie aproximada de 18.000 metros cuadrados (3.000 menos que al principio). La planta baja, que será común para los dos bloques, albergará la recepción y el restaurante para clientes. En el ático habrá previsiblemente una spa, un gimnasio y una zona fitness chillout. «Respecto al proyecto inicial, ha perdido entre un 15 y un 20% de tamaño, pero seguirá siendo un edificio singular», explica Roig. El bloque más a elevado tendrá una altura ligeramente inferior a los 70 metros. Al principio, el hotel iba a alcanzar 72,5.

La zona comercial con tiendas en la calle también será más reducida: de 1.000 metros cuadrados pasará a entre 500 y 800. «Trataremos que se instalen marcas importantes», comenta el gerente de Mediterrània Industrial TNR.

El hotel se ubicará en la avenida Carles Buïgas esquina con las calles Serafí Pitarra y Pau Vila. En el solar vacío de la antigua urbanización Miraflores. Allí se iba a construir un bloque de apartamentos pero las obras quedaron paralizadas nada más empezar, en 2009 –sólo pusieron los cimientos–. Su estado de abandono perjudica la imagen de esta zona, una de las más concurridas de Salou durante la temporada turística.

«Este hotel es importante porque ayudará a regenerar la avenida Carles Buïgas y sus calles adyacentes, donde tenemos prevista una profunda actuación de mejora en el futuro», afirma el alcalde Pere Granados, que destaca sobre todo que este alojamiento «será muy positivo porque generará puestos de trabajo e impulsará la economía de los establecimientos de alrededor. Espero que el proyecto no se retrase más y empiece a funcionar cuanto antes».

Emblemático

El concejal de Gestió i Planificació del Territori, Marc Montagut, asegura que una vez el consistorio ha recibido toda la documentación, «trabajaremos para poder llevar el texto refundido al pleno de febrero. Si luego obtiene el visto bueno de la Comissió Territorial d’Urbanisme de Tarragona, entonces ya podremos dar la licencia para iniciar las obras».

Montagut sostiene que «nos consta que Urbanisme ha visto con buenos ojos el estudio paisajístico que ha presentado el equipo redactor del proyecto. La nueva propuesta reduce el techo pero entendemos que sigue siendo un edificio muy emblemático. Desde el equipo de gobierno consideramos que es necesario dinamizar la zona y acabar con la situación de parálisis del solar».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También