El 'kamikaze' que circuló con las luces apagadas de El Vendrell a Torredembarra

Chocó con un motorista que circulaba correctamente y también embistió varias veces los vehículos policiales que lo querían parar. Dio positivo en drogas y no ha tenido nunca un carnet de conducir. Se enfrentó a los Mossos cuando quedó bloqueado.

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen del coche del infractor y uno de los Mossos que lo encapsuló. FOTO: CME

Imagen del coche del infractor y uno de los Mossos que lo encapsuló. FOTO: CME

Mossos d'Esquadra de Trànsit detuvieron el jueves a un hombre de 37 años, y con domicilio desconocido, como presunto autor de los delitos de conducción temeraria, bajo los efectos de las drogas, sin haber obtenido nunca el carnet de conducir, atentado y resistencia, desobediencia a los agentes de la autoridad, lesiones y daños.

El incidente se inició a las 18.30h del pasado jueves a la carretera C-31 en El Vendrell (Baix Penedès), donde una patrulla de agentes de tráfico se encontraba haciendo un control preventivo de alcoholemia y drogas.

Los mossos vieron a un vehículo que circulaba en sentido El Vendrell que no respetaba la distancia de seguridad respeto el coche que tenía delante. Cuando este vehículo estaba llegando al control, los agentes dieron indicaciones al conductor para que se parara. A pesar de que en un primer momento hizo la acción de pararse, repentinamente aumentó la velocidad y huyó del lugar.

Rápidamente, los agentes salieron detrás del vehículo fugado por la C-31 en dirección a Ell Vendrell y observaron como el conductor aumentaba la velocidad y circulaba de forma temeraria. Durante el recorrido, hizo varios adelantos sin respetar las señales e invadió el sentido contrario, lo cual provocó que los vehículos que circulaban correctamente se tuvieran que apartarse.

El conductor continuó haciendo caso omiso a las indicaciones que los mossos le hacían con las señales acústicas y luminosos de los coches patrulla y llegó hasta la carretera N-340. En aquel punto, otra dotación de tráfico se añadió a la persecución.

A la altura del punto kilométrico 1.187 de la N-340 en dirección a Tarragona, su conducción temeraria se agravó puesto que después de apagar todas las luces del vehículo, empezó a circular constantemente en sentido contrario aumentando el riesgo de colisión con el resto de conductores.

El detenido circuló de este modo durante más de 10 kilómetros todo y los intentos de las dos patrullas para pararlo y evitar que colisionara con los otros usuarios de la vía. En una maniobra a la altura del punto kilométrico 1.179, el detenido colisionó frontalmente con una motocicleta. El conductor tuvo que ser trasladado al hospital con pronóstico grave.

Las dos dotaciones de tráfico consiguieron encapsular el vehículo pero este los embistió en varias ocasiones hasta que se lo pudo parar a la altura de Torredembarra.

Una vez el coche parado, alrededor de las 19 horas, el conductor se mostró muy agresivo con los mossos. En un primer momento intentó poner en marcha el coche para volver a huir y al no conseguirlo se negó a salir del interior del vehículo. Finalmente intentó agredir los agentes, los cuales recibieron varias contusiones antes de poder reducirlo.

Está previsto que el detenido pase a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Tarragona en las próximas horas.

Temas

Comentarios

Lea También