Costa Salou

El primer tramo de la nueva Carles Buïgas de Salou estará acabado el 30 de abril

Ayer comenzaron las obras para remodelar esta emblemática calle, que tendrán un coste de 2,3 millones de euros

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Las vallas y las máquinas aparecieron ayer en la emblemática calle salouense, por donde no se podrá transitar en las próximas fechas. FOTO: ALBA MARINÉ

Las vallas y las máquinas aparecieron ayer en la emblemática calle salouense, por donde no se podrá transitar en las próximas fechas. FOTO: ALBA MARINÉ

La ansiada reforma integral de la calle Carles Buïgas de Salou arrancó ayer con los primeros trabajos sobre aceras y calzada y que deben finalizar en poco más de siete meses. Los técnicos han puesto la fecha del 30 abril como límite para que la emblemática vía de la capital de la Costa Daurada quede abierta al publico. Se trata de la primera fase para transformar la calle.

El tramo que se incluye en esta fase inicial comprende el espacio que se halla entre el inicio de la calle Carles Buïgas a tocar con la plaza de la fuente luminosa y la avenida de Andorra y hasta la calle Murillo, así como las calles adyacentes Terol y Passatge Sense Nom, en el lado de montaña; y el inicio de la calle Bilbao y el Passatge del Dr. Pigem, en el lado de mar. Se trata de una actuación sobre los primeros 500 metros del total de 1.200 entre el Passeig Jaume I y la calle Torremolinos.

El coste de dichos trabajos asciende a 2,3 millones de euros. Durante los primeros quince días se llevarán a cabo los preparativos para inicio de la obra propiamente dicha (como por ejemplo: poner las casetas de obra, desmontar elementos urbanos como cabinas telefónicas, bancos, etc), siendo ya a inicios de octubre cuando tendrá lugar el comienzo de las obras con maquinaria pesada.

Marc Montagut, concejal de Gestió de Territori i d’Habitatge, explicaba sobre el mismo terreno donde comenzaban las obras que «esta remodelación significará un paso muy importante para Salou dado que el protagonismo lo tendrán los viandantes. Transformará la zona y aumentará la capacidad de gente que pueda pasear por aquí», recordando que «es una de las inversiones estrella de este año en el municipio».

Pluviales y pavimento único

El tráfico en la calle quedará cerrado para los vehículos y tan sólo tendrán acceso los permitidos para carga y descarga y para los coches que tengan parking en la zona.

El Ayuntamiento asegura que de las conversaciones con los vecinos surgieron iniciativas que se han recogido después en el proyecto definitivo, como el canal de los pluviales, cuya mejora deberá permitir que se produzca una menor concentración de agua en la zona. En este sentido, la gran apuesta es un canal interior, de 2x1,5 metros, que recogería las aguas de Carles Buïgas y desembocaría en un gran canal en la calle de Saragossa.

En el apartado técnico fueron Carles Guilemany, ingeniero de caminos de Tadec, y el arquitecto Jordi Bergadà quienes ofrecieron detalles de la obra. Ambos resaltaron que inicialmente se están haciendo catas para conocer la situación al detalle de cableado de luz y telefonía, además de canalización de agua. Aceras y calzada contarán con un pavimento único, con una única cota. Será de aglomerado asfáltico pulido.

Temas

Comentarios

Lea También