El sector hotelero mantiene las buenas previsiones para el verano

La AHPT prevé una temporada marcada por el turista nacional y por las reservas de última hora

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de turistas en Salou. FOTO: Alba Mariné

Imagen de archivo de turistas en Salou. FOTO: Alba Mariné

La Asociación Hotelera de la Provincia de Tarragona, entidad perteneciente a la Federación AEHT, informa, a través de los presidentes territoriales de la entidad en la provincia de Tarragona, que se mantiene la tendencia mayoritaria de turistas nacionales y se ha observado un leve y puntual estancamiento de las reservas en la última semana, a pesar de que se prevé un verano mejor que el anterior, incrementándose las reservas de última hora.

En alojamientos de costa situados cerca del área Metropolitana de Barcelona, como es el caso de Altafulla u otras poblaciones del Baix Gaià y el Baix Penedès, la ocupación es mayoritariamente de turista nacional, cuando en condiciones normales en esta época del año el 50% del turista era extranjero, según comenta Igor Ventura, de Hotel Aida de Cunit y comparte Jordi Ferré, de Altafulla Mar Hotel. «En nuestra zona, Altafulla, el mercado extranjero es prácticamente nulo, pero tenemos muchos buenos índice de ocupación en julio de clientes catalanes (la gran mayoría), País Vasco y Navarra», argumenta Ferré.

Otros alojamientos vacacionales de la zona, como Le Méridien Ra, han incrementado este julio el porcentaje de turista europeo (la mayoría de ellos son clientes repetitivos y de Francia) y han experimentado una pérdida total del mercado americano. 

Otros destinos como la Conca de Barberà han tenido contadas anulaciones de turistas franceses, los cuales representan un 20% de las reservas, frente a un 80% de turismo nacional. Respecto a la ocupación, sigue manteniéndose alta y de última hora. Para el mes de septiembre, a diferencia de otros años, las reservas son nulas. «Todo el mundo espera hasta el último momento para reservar y no es para menos, ya que en nuestro caso particular recibimos grupos en los que falta gente debido a que están haciendo confinamiento domiciliario, ya sea por contagios o bien por contacto estrecho a la espera de las pruebas», informa Ruth Ceperuelo, de Secret de La Conca.

Si volvemos a capitales de comarca como Valls, nos encontramos con que los hoteles urbanos y de negocios tienen reservas de clientes franceses que vienen con su coche particular. Cuanto a las perspectivas de ocupación, se mantienen las del verano de 2020, experimentando un aumento durante el mes de agosto. «Nosotros este fin de semana hemos llenado y el cliente francés ha representado el 40% del total. El resto es nacional y no tenemos clientes ingleses, belgas o alemanes, aunque en nuestro hotel los clientes de estos países vienen entre semana, pero por negocios», expone Magí Mallorquí, de Hotel Class Valls.

En otras capitales de comarca, como Reus o Tarragona, es donde más se ha notado el estancamiento de las reservas y las cancelaciones del mercado europeo, como muestran SB Hotels y Mas Passamaner.
En destinos de costa de las Terres de l'Ebre, como Ametlla de Mar o Deltebre, el turismo es mayoritariamente nacional, con un bajo porcentaje de extranjeros. En este sentido, no ha habido anulaciones destacables. Las previsiones de julio rondan el 80% y las de agosto mantienen la dinámica de reservas de última hora.

Temas

Comentarios

Lea También