Más de Costa

El veto al Club Fútbol Calafell para usar el campo del municipio amenaza una historia de 97 años

La entidad se niega a una fusión con los otros equipos 

José M. Baselga

Whatsapp
El presidente del CFC, Francisco Pérez.

El presidente del CFC, Francisco Pérez.

El Club Fútbol Calafell (CFC), una entidad con 97 años de historia, no podrá utilizar el campo de fútbol municipal en las próximas cuatro temporadas y además antes de 15 de agosto deben dejar las oficinas e instalaciones que tienen en el equipamiento.

El Ayuntamiento ha advertido al presidente del CFC, Francisco  Pérez, que la entidad tiene vetadas las instalaciones del campo municipal. Esa medida puede llevar a desaparición de un histórico que milita en Tercera catalana y que llegó a estar en Primera Catalana.

La decisión del Ayuntamiento es porque se ha impulsado la unificación del fútbol base y del amateur en el municipio. La Unió Esportiva Segur, y la Escola de Fútbol Base estarán la fusión, pero no así el Club Fútbol Calafell. Tampoco habría aceptado inicialmente el Atléticio Segur.

El consistorio argumenta que la unión permitirá un único equipo más competitivo que aspire a categorías superiores. Pero desde el CFC consideran que supone cerrar la puerta a jugadores que lo único que quieren es poder practicar su deporte favorito, pero que con único equipo quizá no tendrán puesto.

Francisco Pérez.

El presidente del CFC ha denunciado la situación ante estamentos deportivos y avisa que van a resistir. «Si tenemos que entrenar en la playa o ante la concejalía de deportes lo haremos. Pero no vamos a enterrar una historia casi centenaria».

Si el CFC no dispone de campo no puede participar en su competición, pese a que está inscrito para la próxima temporada. En su carta el Ayuntamiento dice que «como ya se explicó», el objetivo es la unificación «para la mejora y refuerzo del fútbol local» y que esta tendría prioridad total en los horarios del campo.

Para el Ayuntamiento «comienza una nueva etapa para el fútbol del municipio con el proyecto de unificar el fútbol amateurs y el fútbol base».
La Unió Esportiva y la Escola firmaron la fusión. El CFC y el Atlético Segur no, pero a este último el Ayuntamiento ha dado una moratoria de un año de uso del campo. En cambio el CFC debe dejar las instalaciones de manera inmediata.

El presidente del CFC señala que la entidad merecer un respeto y considera que la decisión del Ayuntamiento «es una caza personal pero que supone la desaparición de una entidad centenaria». Pérez teme que detrás esté el objetivo de posteriormente montar una Fundación «por el dinero que mueve el fútbol base». 

Temas

Comentarios

Lea También