Más de Costa

Elaboran en El Vendrell un helado con sabor a recuerdos de botica

Con motivo del centenario de la Farmàcia Mestres 

José M. Baselga

Whatsapp
Jordi Guillem y Carme Mestres..

Jordi Guillem y Carme Mestres..

Forman parte de la memoria gustativa de varias generaciones. Esas pastillas romboidales elaboradas a base de regaliz, mentol y eucalipto permiten viajar a recuerdos de personas y lugares.

Con motivo del centenario de la Farmàcia Metres de El Vendrell, surgió la idea de crear un helado que infundiese un recuerdo de las históricas boticas.

La propietaria de la farmacia, Carme Mestres pensó en elaborar un helado y propuso al maestro heladero y subcampeón del mundo de heladería, Jordi Guillem, de Calafell, que idease un helado «con gusto a farmacia».

La histórica farmacia.

Tras analizar diversas posibilidades, las pastillas Juanola surgieron como uno de los recuerdos que siguen en el paladar de varias generaciones con sólo recordarlas.

Jordi Guillem explica la dificultad del reto «ya que el regaliz tiene un gusto muy potente». Pero las Juanolas son realmente un símbolo. «Debía ser un producto fresco, agradable y negro, como las pastillas».

Después de muchas pruebas el helado de Juanola ya es una realidad. La combinación del regaliz y la crema, además del uso de azúcares ha sorprendido. «Realmente transmite aquellos recuerdos de las Juanolas de manera suave».

Producto de comarca
Además de conmemorar el centenario de la Farmacia Mestres de El Vendrell, el helado reivindica también un producto que era muy presente en la comarca. Durante muchos años era habitual que niños y no tan niños fuesen a buscar regaliz de palo (paloduz) en los campos. Junto a la riera de Calafell crecía en gran cantidad.

El heladero de Calafell explica que «el regaliz tiene unas grandes posibilidades y propiedades» y que el helado debe ser un punto de partida para explorarlas.

De momento puede recordarse con un helado de aquellas pastillas que comenzaron a venderse en farmacias en 1906 y que fueron creadas por el boticario Manuel Juanola Reixach en su farmacia del barrio de Gracia en Barcelona. 

En 1912 fueron registradas como especialidad farmacéutica y en 1930 ya estaban a la venta en toda España. Además de regaliz, mentol, eucalipto y almidón, contiene un «remedio natural» secreto.

El helado de Juanola puede degustarse en el local Alquimista de El Vendrell, centro de creación de Jordi Guillem. Los clientes de la Farmàcia Mestres podrán probarlo de forma gratuita, pero el helado se ofrece al público como una de las especialidades del heladero.

Temas

Comentarios

Lea También