Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empresarios de Calafell critican la restricción de terrazas en la playa

El Ayuntamiento anunció que el próximo verano hará una prueba. Pero sólo son dos los locales que participarán

José M. Baselga

Whatsapp
El proyecto contempla poder ampliar la terraza de los locales sobre la arena de la playa.  Foto: JMB

El proyecto contempla poder ampliar la terraza de los locales sobre la arena de la playa. Foto: JMB

Diversos empresarios de Calafell con terrazas en primera línea de mar recogen firmas para pedir al Ayuntamiento que la posibilidad de colocar una tarima sobre la playa esté abierta a todos los locales. El Consistorio anunció que como prueba el próximo verano dos locales podrían colocar una tarima en la arena como forma de ampliar su terraza.

Esa restricción indigna a empresarios que también estarían interesados pero no se les ofreció la posibilidad y preguntan en base a qué criterios se ha seleccionado a los dos locales. Empresarios que también querrían una terraza consideran que «por mucha prueba que sea el Ayuntamiento ha discriminado al resto y favorecido a sólo dos».

El alcalde Ramon Ferré explica que el proyecto de colocar terrazas en la playa estaba previsto para 2017 pero que dos locales lo habían solicitado de palabra y uno con un proyecto. Ferré señala que en diciembre el Ayuntamiento debía tener el Plan de Usos de las playas presentado al Ministerio de Costas y que se aprovechó para probar la iniciativa.

El proyecto es bien visto por los empresarios ya que consideran que ayudaría a incrementar su caja e incluso a contratar más personal, pero consideran que se va hacer de forma improvisada y sobre todo apuntan que debería haberse ofrecido la posibilidad a todos.

Ramon Ferré señala que la prueba servirá para probar las ventajas e inconvenientes de cara a extender la medida a todos los locales del paseo marítimo interesados en una terraza sobra la arena el próximo año. «Podrán verse las ventajas e inconvenientes.

La restricción también ha generado criticas políticas. La CUP considera que «de haberlo sabido más locales lo habrían solicitado y que «si por alguna razón sólo debían ser dos para una prueba debía haberse abierto un concurso». También CiU preguntó si se había hecho un proceso de selección para escoger a los que podrán colocar una terraza en la playa.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También