Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Es la primera vez que nuestros hijos han podido ir a ver las atracciones de la feria"

Durante dos horas los juegos estuvieron en silencio para ser inclusivos a personas con hipersensibilidad acústica

José M. Baselga

Whatsapp
Agnès pasea con sus padres por la zona de las atracciones.

Agnès pasea con sus padres por la zona de las atracciones.

Eduard, Gerard y Agnès pasean tranquilos por las atracciones de la Fira de Santa Teresa de El Vendrell. Ese paseo es especial para ellos y para sus padres. Es la primera vez que han podido ir la zona de atracciones. En años anteriores no fue posible. El ruido, los bocinazos, los constantes impactos visuales hacían imposible la visita, el paseo y que pudiesen ver las atracciones. 

Los tres presentan Trastorno del Espectro Autista (TEA) y el intenso ruido de una feria con música  a todo volumen, pitidos y bocinazos, generan unos cuadros de nervios y tensiones que hacen imposible que puedan ni siquiera pasear por las feria.

Este año el Ayuntamiento de El Vendrell pidió a los feriantes que durante dos horas las atracciones silenciasen la música y los bocinazos. Para que fuese una zona de atracciones inclusiva para las personas con hipersensibilidad auditiva y que padecen también las personas con TEA.

Los ruidos intensos causan problemas a personas con TEA.

Los tres jóvenes pudieron acudir con sus padres y sus hermanos.  Inés Sebastián, madre de Agnès, explicaba que «es una ilusión para la familia poder estar aquí juntos. Era algo impensable. Otros años tuvimos que irnos». Una situación difícil para los hermanos, que ayer pudieron compartir feria juntos.

El consistorio propuso ese silencio a los feriantes. Ana Zúñiga, vocal del Gremi de Firaires de Barcelona, explica que «estamos encantados de estas iniciativas que cada vez se implantan en más municipios». Zúñiga relata como «la mirada de las personas que pueden disfrutar de la feria por sólo estar en silencio es emocionante».

Tranquilos
Anna Trillas, madre de Gerard, es miembro de la entidad de El Vendrell Avancem Junts que agrupa a familias con miembros con TEA. El joven de 18 años pasea por las calles de la feria y no pierde detalle de las atracciones. Agnès incluso se sienta tranquila en el recinto de unos silenciosos auto de choque.

La presencia de los jóvenes en la feria alegró a familias y amigos.

Los tres jóvenes presentan TEA, pero la iniciativa se pensó para las diferentes situaciones de hipersensibilidad acústica, como explicó la concejal de Ferias, Luz Ramírez (C’s). «Fue una iniciativa que tomamos al ver que en otros municipios se aplicaba. Queremos que las fiestas de El Vendrell sean inclusivas para todos».

Trillas valora los pasos hacia la eliminación de todo tipo de barreras. Pero destaca que todavía quedan algunas que son invisibles y que deben visualizarse y trabajar para lograr la inclusión de todas las situaciones.

Fueron dos horas durante la primera jornada de la Fira de Santa Teresa. Dos horas que han sido una novedad y una emoción para las tres familias. El objetivo sería que estas iniciativas se extendiesen. «Nuestro público principal son los niños. Y todos han de disfrutar», explican en el Gremi de Firaires.

Temas

Comentarios

Lea También