Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Exigen medidas de seguridad en las obras del puerto de Coma-ruga

El Ayuntamiento levanta acta de la situación y la envía a Ports de la Generalitat y a Costas del Ministerio

José M. Baselga

Whatsapp
La playa junto al puerto de Coma-ruga.

La playa junto al puerto de Coma-ruga.

El Ayuntamiento de El Vendrell ha levantado acta por el estado de las obras del puerto de Coma-ruga. El documento lo ha remitido a la la Direcció de Ports de la Generalitat y a Costas del Ministerio de Medio Ambiente para que exijan medidas.

 El Consistorio ya advirtió a la empresa que realiza los trabajos para que pusiese orden en las obras y evitase el esparcido de material de  derribo, además de que vallase la zona de trabajo para evitar que algún bañista pudiese acceder y sufrir daños.

Fuentes municipales explican que ante la falta de respuesta de la empresa para aplicar medidas de prevención, se ha optado por emitir un informe a la Generalitat y al Ministerio para que obliguen a aplicar sistemas de seguridad. 

El consistorio dice que los cascotes son peligrosos.

Durante la Semana Santa la zona de trabajos ha estado muy accesible, lo que también ha provocado la queja de bañistas y de usuarios del puerto. Según explican, ante la falta de vallas que impidan el paso, se ha podido ver a niños jugando en la zona.

Además de cascotes y de piedras procedentes de la obra, en el tramo de playa que debería estar delimitado también pueden verse fragmentos de hierro oxidado de enconfrado.

Los vecinos dicen que  muchos de esos restos los han desenterrado los últimos temporales. Los trabajos para la remodelación del puerto comenzaron con el derribo del puente sobre la playa que unía el paseo marítimo con la zona náutica.

El oleaje ha desenterrado cascotes.

En su día se explicó que parte de los cascotes del derribo de la pasarela se utilizarían como base para construir el camino de hormigón que ahora lleva hasta la zona de amarres. Los vecinos explican que los temporales han desenterrado parte de los cascotes del antiguo puente y que ahora son un peligro.


Los denunciantes de la situación temen que debajo de la arena queden restos de uralita. Sin embargo cuando se realizaron los trabajos de demolición se aseguró que ese material cancerígeno cuando se fragmenta fue totalmente retirado siguiendo los protocolos exigidos. 

La retirada de las placas retrasó el derribo ya que los trabajadores debían tomar medidas de precaución pasando por una zona de descontaminación. La retirada de ese material costó 48.000 euros y estuvo supervisado por la Generalitat.

Desde el Ayuntamiento señalan que en toda Semana Santa la zona afectada por las obras ha sido accesible. Supone un riesgo y por eso se han levantado las actas, explican. Los han puesto en conocimiento de Ports y de Costas para que se exijan medidas.

Material junto al puerto en la playa.

El Ayuntamiento de El Vendrell detalla en sus actas que hay zonas de las obras en las que sería necesario un vallado mientras duren los trabajos y destaca que son muy accesibles ya que están en la playa sin nada que impida a los bañistas acercarse.

Temas

Comentarios

Lea También