Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Felicitación a la asociación Eluzai de Salou

Pere Granados, acompañado de la concejala de Bienestar y Servicios Sociales, Estela Baeza; y del concejal de Participación Ciudadana, Hèctor Maiquez, visitó ayer lunes la sede de la entidad, situada en la Iglesia Protestante de Salou

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Aj. de Salou

FOTO: Aj. de Salou

El alcalde de Salou, Pere Granados, acompañado de la concejala de Bienestar y Servicios Sociales, Estela Baeza, y del concejal de Participación Ciudadana, Hèctor Maiquez, visitó ayer lunes la sede de la Asociación Eluzai, situada en la Iglesia Protestante de Salou, para felicitarla, en nombre del Equipo de Gobierno, y de la Corporación, por su labor humanitaria, "en primera línea", durante la pandemia de la COVID-19.

Intercambiaron impresiones con el pastor de la iglesia, Josué García, la asistenta social, Margarita Barrios, y una decena de miembros del cuerpo de voluntariado.

El alcalde les agradeció su compromiso y apoyo constante a las familias más vulnerables, que "no tenían las necesidades básicas cubiertas", durante el periodo de confinamiento y de desescalada.

En este sentido, Granados aseguraba que "sois una pieza clave para el servicio a las personas, y para conseguir que muchas familias puedan hacer frente a las circunstancias difíciles que vivimos". El mandatario les animó a "seguir trabajando y colaborando, conjuntamente, con la misma intensidad con la que lo hemos hecho hasta ahora".

Cabe decir que el número de personas que han acudido al servicio de donación de alimentos ha aumentado durante los últimos meses, pero, según miembros de la entidad, "se han podido cubrir todas las demandas", gracias a la Unión Europea, que ha enviado a la asociación 10.000 kilos de productos alimenticios, en la última aportación; y al Banco de Alimentos, que también ha aumentado la cantidad que daba al municipio. En total, durante el periodo del estado de alarma, la asociación Eluzai ha atendido a unas 160 familias, que equivalen a unas 500 personas.

La concejala de Bienestar y Servicios Sociales, Estela Baeza, señaló que "el punto de alimentación municipal funciona gracias a su voluntariado". La edila también dijo que "la asociación Eluzai hace una doble función, no sólo de reparto, sino también de adquisición de alimentos, y un seguimiento de todas las familias que acuden".

Por su parte, el concejal de Participación Ciudadana, Hèctor Maiquez, valoró muy positivamente la actividad de la asociación, la cual ha trabajado, junto al Ayuntamiento, "para mejorar la calidad de vida de muchas personas del municipio".

El pastor de la iglesia, Josué García, también dio las gracias, en nombre de la entidad, por la colaboración, la confianza, y las llamadas de ánimo por parte del alcalde y del Consistorio; y, en este sentido, le otorgó a Granados una carta de agradecimiento.

García explicaba que, durante los meses de pandemia, "se han unido más jóvenes al cuerpo de voluntariado, y la gente mayor también ha querido continuar participando, como siempre, a pesar de su situación de riesgo".

12 años, al servicio de las personas

La Asociación Eluzai es una entidad sin ánimo de lucro, que se fundó en 2008, en Salou. A lo largo de estos 12 años de trayectoria, ha ido incrementando sus servicios. Toda la actividad está coordinada por la presidenta de la asociación, la trabajadora social Patricia Ruiz. 

Actualmente, la entidad cuenta con unos 15 voluntarios / as; y ofrece donación de alimentos, cada mes, y de ropa, cada dos meses. Asimismo, dispone, aunque, actualmente, no se encuentran habilitados, por cuestiones de seguridad y de higiene, de duchas y de servicio de desayuno.

Además, Eluzai da ayudas económicas a las familias más vulnerables, como son el pago de facturas y de alquiler de habitaciones, para garantizar sus necesidades básicas.

También realiza numerosas acciones para recoger alimentos, productos textiles y donaciones económicas, como son la recogida de ropa, a través del contenedor colocado junto a la iglesia; mercadillos; el Gran Recapte, en el mes de diciembre; becas de comedor; talleres de costura; exposiciones; grupos de apoyo a familias monoparentales; y atención psicológica; entre muchas otras iniciativas.

Temas

Comentarios

Lea También