Más de Costa

Finalizan las obras de remodelación del puerto de Coma-ruga

Está descartado el ocio nocturno conflictivo

José M. Baselga

Whatsapp
El puerto acabado y sin restos de derribo en la playa.

El puerto acabado y sin restos de derribo en la playa.

Las obras de remodelación del puerto de Coma-ruga han finalizado tras cuatros años de trabajos que comenzaron con la demolición de la pasarela elevada sobre la playa que unía al paseo marítimo con la zona náutica.

En las últimas semanas finalizaron las obras para cerrar la bocana del lado de Barcelona y demoler algunas de las pasarelas interiores de la instalación. También se han retirado todos los cascotes que había junto al puerto mientras han durado los trabajos.

La remodelación ha tenido un coste de unos 2 millones de euros que han sufragado los socios del Club Nàutic de Coma-ruga. La intervención de más coste ha sido precisamente cerrar la bocana del lado de Barcelona.

Tapiar esa bocana era imprescindible para evitar la entrada de arena en el puerto. Las corrientes aterraban la balsa de agua, lo que obligaba a dragarla casi a diario con el coste que suponía, además de que dificultaba la entrada de barcos. 

De hecho el de Coma-ruga era único puerto en toda la costa que mantenía bocanas de acceso en ambos lados de la estructura

La concesión
Con la remodelación se han mejorado las instalaciones que estaban en muy mal estado. El Club Nàutic ya había perdido la concesión por lo que tuvo que optar a una nueva y la logró hasta el próximo 2035.

El presidente del CN Coma-ruga, Josep Bou,  explica que no optar a la concesión hubiese puesto en entredicho la continuidad del puerto y que la zona perdiese esa actividad náutica. De quedar desierta la concesión hubiese tenido que asumir la gestión la Generalitat.

El remodelado puerto cuenta con 200 amarres y otros 20 que debe reservarse para uso público pensando en las embarcaciones que van de paso. Desde que comenzaron las obras el club inició la venta de amarres. Actualmente ya se habrían vendido la mitad.

¿Qué habrá?
El objetivo es que el puerto sea un elemento dinamizador de Coma-ruga. Entre los proyectos está impulsar una base náutica que permita todo tipo de actividad marítima y durante todo el año.

También habrá un espacio de restauración abierto al publico. En todo caso el presidente del Club Náutico explica que está descartada la actividad de ocio nocturno que pueda generar problemas.

«Aunque serían unas actividades que a corto plazo generarían ingresos, huimos de este tipo de actividad. Siempre hemos sido un puerto familiar y vamos a mantener ese espíritu. La taberna será un espacio tranquilo».

Las obras de remodelación del puerto tenían una fecha límite que se alargó debido a la situación de pandemia. Ahora quedan flecos como plantar algunos árboles e instalar puntos de iluminación, pero la obra civil ya está acabada.

Situación
Sobre si la situación económica del país ayuda al sector náutico, Josep Bou explica que no había otra alternativa que acudir a la concesión o se hubiese perdido para siempre. «Era imprescindible», señala.

Considera sin embargo que la venta de amarres se ha mantenido un buen ritmo y que con la finalización de los trabajo habrá un nuevo impulso al ver la obra acabada.

Temas

Comentarios

Lea También