Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Halcones para controlar la plaga de palomas en Bellvei

También se actuará en los puntos que se han convertido en palomares en el centro urbano

José M. Baselga

Whatsapp
Uno de los edificios que es un palomar.

Uno de los edificios que es un palomar.

Desde hace meses que las palomas son un problema en Bellvei. Los vecinos denuncian la masiva presencia de estas aves que provocan suciedad y molestias y además pueden trasmitir enfermedades.

El masivo número de palomas ha llevado al Ayuntamiento a contratar a la empresa encargada de controlar la presencia de aves en el aeropuerto del Prat de Barcelona para evitar que puedan afectara a la circulación aérea.

Espantarlas
El alcalde de Bellvei, Fèlix Sans, detalla que ya se han realizado hasta 16 intervenciones con halcones para espantar a las palomas. Este ave rapaz asusta a las palomas que al comprobar que merodean por sus zonas de cría, acostumbran a buscar otros lugares más seguros.

Además del uso de halcones también se ha realizado un seguimiento de los puntos que se han convertido en palomares. Principalmente son edificios en construcción que llevan años parados. En ellos las palomas pueden cobijarse y anidar sin peligros.

El edicio en construcción es un refugio de palomas

El alcalde explica que en el centro urbano están localizados hasta media docena de espacios en los que crían estas aves.  La empresa que realiza el control de las palomas también actuará en estos puntos para intentar reducir el número de ejemplares. 

Una de las posibilidades es la de colocar comida con elementos esterilizantes para evitar la reproducción. En estos controles también se acostumbra a picar los huevos impidiendo que eclosionen, pero en cambio las palomas siguen incubándolos sin que den fruto.

No alimentar
La masiva presencia de palomas en Bellvei sucede desde hace unos meses. Desde el Ayuntamiento señalan que por algún motivo la especie ha encontrado puntos en los que reproducirse y se han asentado. En este sentido también se pide a los vecinos que eviten alimentar a las palomas ya que con ello van a seguir en el pueblo y reproduciéndose.

Hace unos años en El Vendrell hubo el mismo problema también con el mismo ave. En la capital del Baix Penedès los vecinos denunciaron que los edificios que quedaron paralizados a causa de la crisis eran los principales palomares por lo que reclamaron que se interviniese.

Muñecos
Entonces algunos vecinos colocaron en sus balcones  figuras de halcones, algunas con movimiento, para espantar a las palomas. Esas figuras son muy usadas para intentar ahuyentar a determinadas especies que están consideradas plaga.

Noticias relacionadas:

Temas

Comentarios