Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Hay que revisar el programa de radicalización extremista"

Es una de las conclusiones que fija el documento elaborado con las recomendaciones y propuestas formuladas por los grupos de la Comissió d’Investigació dels Atemptats de 2017

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Cambrils puso velas en recuerdo de las víctimas de los atentados terroristas.  FOTO: PERE FERRÉ/DT

Cambrils puso velas en recuerdo de las víctimas de los atentados terroristas. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Después de 24 reuniones, en las que ha habido 59 comparecencias, la Comissió d’Investigació dels Atemptats del 17 i 18 d’Agost de 2017 del Parlament de Catalunya ya tiene el documento –de 211 páginas– base que recoge un resumen de las recomendaciones : 13 en el ámbito policial y la política de seguridad; cuatro en el de los servicios de emergencias; 32 en el ámbito social, comunicativo y de formación, y 14 en el ámbito político. Sobre dicho documento se tendrán que presentar las enmiendas.

A continuación se reproducen algunas de las conclusiones:

  1. La investigación ha permitido determinar que el proceso de radicalización de las personas se produce en el entorno de los oratorios, y especialmente de personas concretas de este entorno. Y en este caso concreto fue alrededor del imán de Ripoll. 
  2. El hecho de que los tres miembros que perpetraron el ataque del 17 de agosto consumiesen publicidad extremista a finales de 2014 y que el grupo autor se crease en 2015 es una muestra del hecho de que el Proderae (Protocol de Prevenció, Detecció i Intervenció de Processos de Radicalització Extremista) ha fracasado. Es necesario hacer una revisión profunda del programa.
  3. No hay mecanismos formales que permitan detectar la presencia de imanes entregados a la causa yihadista por medio de un filtrado previo.
  4. La condición de confidente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) del imán Abdelbaki Se Satty no permite deducir que el CNI conociera la intención del imán de promover o cometer los atentados. Se descartan taxativamente las especulaciones que, de manera implícita o explícita, señalaban al CNI como conocedor y, incluso, encubridor de los atentados.
  5. El interés por el imán mostrado por parte de un miembro de una Policía Local belga no levantó ninguna sospecha en los Mossos, dado que se hizo por una vía informal y no se reprodujo por canales oficialmente establecidos.
  6. La inexistencia de protocolos respecto a la compra de sustancias precursoras dificultó la posible detección del laboratorio de la casa de Alcanar donde se produjo la explosión.
  7. La radicalización es difícil de detectar y de evitar. Se deben buscar estrategias que eviten la radicalización y permitan detectarla, y también conocer a fondo los factores principales que llevan a una persona a radicalizarse y cometer un ataque terrorista.
  8. El proceso de radicalización de los autores materiales de los atentados se produjo muy rápidamente, por lo que su entorno –vecinal, escolar, deportivo y de ocio– no detectó ningún indicio.
  9. Los presuntos autores de los atentados de Barcelona no cumplen algunos de los patrones que se han repetido en la radicalización de jóvenes en otros puntos de Europa. Se trataba de chicos muy jóvenes y, aparentemente, bien integrados en la comunidad y no estaban inmersos en conductas disruptivas ni de delincuencia. Tampoco el municipio de Ripoll responde a las características de los entornos geográficos donde los procesos de radicalización suelen ser más habituales.
  10. El programa operativo específico antiterrorista en el nivel de alerta 4 prevé la colocación de dispositivos de protección en lugares de afluencia masiva de personas, lo que pone de manifiesto que habría sido útil la disposición de obstáculos para dificultar el acceso a la Rambla de Barcelona.
  11. El operativo Gàbia funcionó bien porque, aunque no impidió la salida del atacante –de Barcelona–, permitió localizarlo y, posteriormente, abatirlo. En cuanto al operativo Cronos, demostró ser eficaz para detectar y abortar el atentado terrorista de Cambrils, a pesar del resultado de un muerto y varios heridos. Hubiera sido deseable detener con vida a los terroristas, pero las circunstancias, teniendo en cuenta el elevado nivel de riesgo para los agentes implicados, no lo permitieron.
  12. La información recibida por los Mossos y por otros cuerpos policiales respecto al posible interés para atentar en la Rambla de Barcelona fue tratada adecuadamente. Esta información fue descartada una vez analizada, dado que hacía referencia a una localización geográfica que ya era objeto de vigilancia policial particularizada por parte de Mossos y no aportaba información adicional de interés. Las investigaciones posteriores han constatado que esta información no tenía ninguna relación con los atentados cometidos.
  13. El Centre d’Atenció i Gestió de Trucades d’Urgència 112 Catalunya de la Generalitat (Centre 112) tiene la gestión del servicio de emergencias 112 subcontratada a una empresa externa. Este servicio de emergencias no tiene ningún protocolo interno de incorporación inmediata del personal en situaciones de crisis, ni protocolos de emergencia operativa para grandes emergencias, ni un sistema de refuerzo de guardias para este tipo de situaciones. A las empresas subcontratadas de este servicio no se les ha exigido ninguno de estos requisitos cuando se ha licitado el servicio.

Temas

Comentarios

Lea También