Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Investigan la relación del imán de Ripoll con dos personas del Baix Penedès

El sumario indaga en los lazos, algunos radicales, de Abdelbaki Es Satty, jefe de la célula, en El Vendrell y Calafell. El contrato de alquiler y una multa dan fe de su paso por Segur, donde vivió empadronado

Raúl Cosano

Whatsapp
La casa de Segur de Calafell que consta, en el sumario, como lugar de empadronamiento del imán de Ripoll.  FOTO: J. M. Baselga

La casa de Segur de Calafell que consta, en el sumario, como lugar de empadronamiento del imán de Ripoll. FOTO: J. M. Baselga

La policía investigó al círculo más próximo en el Baix Penedès del imán Abdelbaki Es Satty, el presunto jefe de la célula terrorista que atentó en Cambrils y Barcelona el 17-A. La presencia de Es Satty en territorio tarraconense  –más allá de su probada estancia en la casa de Alcanar– era conocida ya pocos días después del 17-A, cuando se supo que había residido en Segur de Calafell. 

La investigación del sumario, al que ha podido tener acceso el Diari, arroja nuevos datos sobre su estancia en la provincia y sus movimientos. Así lo pone de manifiesto uno de los testigos protegidos que aparecen en los informes de los Mossos. Sostiene que conoció a Es Satty en 2008, a través de un tercero. Sigue el informe: «Habían coincidido en la mezquita de la localidad de Vilanova la Geltrú y en alguna que otra celebración musulmana que se había celebrado allí. Según el manifestante, Es Satty era el imán de la mencionada mezquita, y su discurso era radical, donde hablaba de la guerra y de los conflictos en Afganistán, apoyando a la Organización Estado Islámico y de la necesidad de colaboración con la misma». 

El sumario aporta, como datos más relevantes, la conexión del imán de Ripoll con dos personas que se movían por el Baix Penedès. Una de ellas, apodada el Sudaní, era conocida «por tener unas fuertes convicciones islámicas radicales». La segunda persona, un supuesto amigo del imán, residía en Segur de Calafell. El individuo conocido como Sudaní «tenía en aquel entonces un locutorio en Segur de Calafell», explica el testigo protegido que declaró. Su residencia estaba en El Vendrell. Después de tener el locutorio, esa persona pasó a ser propietaria de «un taller mecánico ubicado en la población de Calafell», según expone la investigación de los Mossos d’Esquadra. 

Al parecer, esa persona investigada que se movía entre El Vendrell y Calafell solicitó cita previa para contactar con el imán cuando estaba en prisión en 2011. El encuentro no llegó a producirse, según los informes de las autoridades penitenciarias incorporados al sumario, que recalca cómo las pesquisas en un momento dado pusieron el foco sobre él. 

La investigación, sin embargo, no ha estrechado más el cerco hasta el momento sobre ese supuesto entorno radical del imán en el Baix Penedès. Más allá de esos círculos, la investigación corrobora la presencia del religioso en la comarca tarraconense. El sumario aporta los documentos de empadronamiento en el número 23 de la calle Ginesta, de Segur de Calafell. También se incluye una acreditación sanitaria para ser atendido en la atención primaria del municipio y documentos sobre su contrato como inquilino en esa vivienda, y hasta un boletín de denuncia del ayuntamiento a su vehículo, que data de julio de 2009; en suma, variados rastros que revelan la presencia de Es Satty en Calafell.

Pidió asilo político

Entre otros documentos, se ha encontrado un resguardo a su nombre de presentación de solicitud de protección internacional, esto es, el trámite para ser considerado asilado político. Su solicitud, además, fue admitida a trámite. Por otro lado, hay que recordar que un juez suspendió su expulsión del país, merced a sus «esfuerzos para integrarse en España» y un «evidente arraigo laboral» plasmado en seis años, seis meses y 16 días de cotización en la Seguridad Social. Fueron dos de los argumentos esgrimidos por el juez de lo Contencioso Administrativo 2 de Castellón para anular en marzo de 2015 la orden de expulsión contra el imán. 

Del paso del religioso por prisión queda, entre otras cosas, una ficha biográfica según la cual nació en la localidad marroquí de Madchar Benghaya y se casó a los 18 años con una mujer, Setti Khadija, con la que tuvo nueve hijos y que vive en Tánger. Llegó a España en 1998 e inició una relación con otra mujer, Hassna Thaina.

Contactos en Tarragona

Curiosamente, las diligencias sitúan el domicilio de ella precisamente en el número 23 de la calle Ginesta, en Segur de Calafell, la misma dirección que aparece en diferente documentación de Es Satty, al menos del tiempo en el  que estuvo viviendo en la zona. Ya sobre su llegada a España en 1998, hace ahora 20 años, indicaba el religioso que recaló en Catalunya por tener conocidos en Barcelona y Tarragona

La relación del imán de Ripoll con la seguridad del Estado es uno de los puntos más oscuros de la investigación. El pasado noviembre, el CNI admitió que «mantuvo contactos» con Es Satty durante su encarcelamiento en el marco de la prevención contra el terrorismo. Es Satty falleció en la explosión del chalet de Alcanar donde el grupo yihadista tenía su centro de operaciones y donde se prepararon durante meses los explosivos para atentar. 

Temas

Comentarios

Lea También