Juzgados dos hombres pendientes de expulsión por robar en Cambrils

Uno de ellos se enfrenta a siete años de prisión y el otro, a cuatro y medio. Ambos también se habrían enfrentado a los agentes, tras robar en una tienda

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos ocurrieron en un comercio de la calle Pau Casals de Cambrils.  FOTO: Alba Mariné

Los hechos ocurrieron en un comercio de la calle Pau Casals de Cambrils. FOTO: Alba Mariné

Dos hombres que estaban pendientes de ser expulsados de España por estar en situación irregular en el país habrían aprovechado para entrar a robar en una tienda de Cambrils. Cuando fueron descubiertos por una trabajadora, se enfrentaron a ella y después a los agentes de la Policía Local, que trataban de detenerlos. Ambos se encuentran en prisión preventiva desde el pasado 29 de abril. El caso será juzgado el próximo 25 de octubre en la Sección Cuarta de la Audiencia de Tarragona.

Ambos acusados son de nacionalidad marroquí. I.B. tiene un expediente de expulsión administrativa pendiente de ejecución desde noviembre de 2017 y S.K. desde febrero de este año. Ambos, según el fiscal, a las siete y cuarto de la mañana del 28 de abril de este año acudieron a un local comercial situado en la calle Pau Casals de Cambrils. El establecimiento estaba con la persiana subida. Ambos accedieron al interior, donde había una mujer limpiando. Mientras uno la agarraba por los hombros inmovilizándola, el otro se apoderó de su bolso,  que se hallaba a su lado en el suelo.

El fiscal solicita que cuando hayan cumplido la mitad de la pena sean deportados a su país

La mujer logró salir del establecimiento, siendo en todo momento empujaba por uno de los ladrones.  En un momento llegó a agarrar el bolso. Pero los delincuentes no lo soltaban y la víctima fue arrastrada por el suelo. Ella consiguió recuperar su propiedad. Sufrió lesiones en el costado y hombros.

Uno de los acusados, ignorando las órdenes que le daba una patrulla de la Policía Local, propinó una patada a uno de los agentes y el otro ladrón al segundo policía. Posteriormente, cuando I.B. era trasladado en el vehículo policial hasta la comisaría, se dirigió a uno de los agentes y le dijo: «Te voy a matar. He estado en la cárcel y sé que tiene familia». Además, comenzó a golpear el interior del vehículo, desencajando la puerta, rompiendo la cámara interior, además de la mampara. Los daños ascienden a 470,83 euros. 

La petición del fiscal

El fiscal pide para I.B. cuatro años y medio de prisión –y cinco más de libertad vigilada– por un delito de robo con violencia en grado de tentativa, además que durante cinco años no pueda acercarse de la víctima. Se solicita sustituir la mitad de la pena por su expulsión del país, al que no podrá volver en cinco años. Hay que sumar un año y medio de prisión por un delito de atentado a agentes de la autoridad y en este caso que se sustituya la mitad  de la pena por su expulsión y no poder regresar en cuatro años. Hay que añadir un año por amenazas y multa de 480 euros por un delito leve de lesiones. Ya ha sido condenado en tres ocasiones por robo con fuerza –dos de ellas en casa habitada–, dos por robo con violencia y una por resistencia a la autoridad.

Por su parte, la Fiscalía pide para S.K. tres años por robo con violencia –sustituir la mitad de la pena por su expulsión– uno y medio por atentado y 480 euros por lesiones leves. 

Temas

Comentarios

Lea También