Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Associació Patí Català Calafell cubre el sueño de Carlos Barral

Recorren en la tradicional embarcación a vela todo el litoral catalán
Whatsapp
Algunos de los patinistas que han participado en la aventura. FOTO: Patí Català Calafell.

Algunos de los patinistas que han participado en la aventura. FOTO: Patí Català Calafell.

Es en esencia el viaje que plasmó el escritor Carlos Barral en su libro Catalunya des del mar (1982). El también editor, apasionado de la navegación a vela, hilvanó sus viajes  por la costa catalana y los narró en un periplo imaginario desde la desembocadura de la Sènia hasta Leucata.

Quizá en esa especie de literario cuaderno de bitácora está el origen.  Un grupo de vecinos de Calafell, miembros de la Associació Patí Català, se planteó en 2011 navegar todo el litoral catalán con la tradicional embarcación.

Una de las etapas de la aventura. FOTO: Patí Català Calafell. 

Fue muy popular
La aventura iba a ser en patín catalán, una embarcación tradicional que tuvo mucha presencia en las playas de Calafell y característica por sus dos quillas pero que exige una gran pericia.

Iban a ser 17 etapas. Los miembros de la Associació Patí Català Calafell izaron velas en verano de 2011 en Casas de Alcanar.

La aventura se presumía larga porque navegarían en periodos de vacaciones. Aquella primera etapa entre Casas de Alcanar y Riumar, después hasta Cambrils y de allí a Calafell fue el inicio de todo. Las primeras 68 millas de la aventura.

El reto también buscaba popularizar el patín catalán. FOTO: Patí Català Calafell.

Luego de Calafell al Prat de Llobregat, Canet de Mar.... Vivir el Catalunya des del mar de Barral dotaba de simbolismo a cada milla. Sant Feliu de Guíxols y Sant Antoni de Calonge ya en 2014. Los participantes explican en cmdsport.com como han tenido que sortear oleaje de mares embravecidos que han roto mástiles y lanzado al mar a navegantes que tuvieron que ser rescatados por Salvamento Marítimo mientras otros patines debían resguardarse en calas.

Por el Ebre
En 2015 buscaron aguas más tranquilas. Partiendo de Tortosa el destino volvía a ser Calafell tras realizar un tramo por el  río Ebre que los patinistas señalan como una  experiencia por la diferencia con el mar abierto. 

Pero quedaba completar la zona norte y el pasado año  regresaron a Cala Canyelles para, en dos  etapas, cubrir las 36 millas hasta Roses.

Ls velas de Calafell llenaban el paisaje de la costa catalana. FOTO: Patí Català Calafell. 

El pasado 31 de julio entraban en  las costas de l’Escala. En algunos de los tamos de la aventura llegaron a participar hasta 12 patinistas, de los que dos han completado todas las etapas. Son Albert Vidal y Pere Bertrán, presidente de la Associació Patí Català de Calafell. Pero el logro es de todos. 

Es la primera vez que un grupo de navegantes en patín ha recorrido el litoral catalán. Con los que supone también para reivindicar a Calafell y esas velas tradicionales.

Cien patines
En Calafell legó a haber más de cien patines sobre la arena de la playa. En los últimos años vuelve a ser una embarcación con presencia. Y un símbolo.

Hace unos años la Associació Patí Català Calafell potencia la navegación en patín y  para recuperar el patrimonio marinero de la localidad. Con la restauración de viejas barcas de vela latina para que vuelvan a surcar la costa de Calafell y divulgando el patín catalán, incluso en las escuelas.

Es la primera vez que se realiza la aventura. FOTO: Patí Català Calafell. 

Temas

Comentarios

Lea También