Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'La C-31 es de la Generalitat, pero es Cunit quien pone los muertos'

Tres vecinas impulsan una campaña y entregan al Ayuntamiento 747 firmas al Ayuntamiento para exigir medidas urgentes de seguridad en la carretera. 'No podemos esperar a proyectos que sólo son ideas'

José M. Baselga

Whatsapp
Dos de las impulsoras de la campaña entregan las firmas a la alcaldesa de Cunit.

Dos de las impulsoras de la campaña entregan las firmas a la alcaldesa de Cunit.

Incrementar las medidas de seguridad en la C-31 a su paso por Cunit es urgente. No puede esperarse a al proyecto que la Generalitat tiene en mente ni a que haya más accidentes. «Porque la C-31 es de la Generalitat, pero Cunit pone los muertos», señala Nela Calderón.

Junto a Merche Jiménez y Manoli Rodríguez ha entregado a la alcaldesa Montserrat Carreras 747 firmas que piden acciones urgentes mientras no llega la remodelación ideada de la carretera para convertirla en una calle. Las firmas recogidas son un 6,5% de la población. «Un porcentaje como para tener en cuenta».

Madres y abuelas

Nela, Merche y Manoli son madres y abuelas de alumnos que van a la escuela Pompeu Fabra. Ellas, sus hijos y sus nietos deben cruzar a diario la C-31 para ir al centro. No son los únicos. Calderón contabiliza en unas 10.000 personas diarias las que deben cruzar la carretera.

«Está el colegio, el pabellón, la piscina, los comercios... Y ya son mucho los accidentes». Hace unas semanas murió una mujer arrollada en uno de los pasos de cebra que hay en la travesía. Las tres mujeres dijeron que ya había bastante y comenzaron la recogida de firmas. Pero desde entonces han habido más accidentes y sustos.

Urgencia

Pero en la entrega de las firmas de vecinos que piden a su Ayuntamiento medidas urgentes no han logrado acciones concretas. «No pueden decirnos que la carretera es de la Generalitat. El Ayuntamiento debe exigir o hacerlo. Lo que está en juego es la seguridad de los vecinos».

De momento las tres mujeres iniciarán una campaña de concienciación entre los vecinos. Con consejos que pueden ser elementales, «pero hay que recordarlos como esperar a que paren los coches para cruzar, mirar a los dos lados....», detalla Calderón.

Según explican, la alcaldesa Montserrat Carreras «dice que nos ayudará a la campaña». Pero es poca cosa cuando lo que se necesita es lograr que los conductores reduzcan la velocidad o que todo el trazado tenga mayor iluminación.

La determinación de las tres mujeres ha logrado implicar a los vecinos. «El Ayuntamiento debe saber que vamos a estar dispuestos a cualquier acción para lograr más seguridad en la travesía».

Las quejas por la C-31 a través de Cunit son desde hace años. El problema es una carretera por la que transitan más de 20.000 vehículos al día por el centro de la población que se extiende en ambos lados de la vía.

Temas

  • COSTA

Lea También