La Costa Daurada, donde se anulan más reservas

Es el porcentaje más alto de Catalunya. Una encuesta de Pimec Turisme alerta que la actividad del sector en Tarragona se situó en julio en el 48% y que en agosto caerá hasta el 33%

JOAN MORALES/MONTSE PLANA

Whatsapp
El Aeropuerto de Reus estaba vacío ayer por la tarde, momento del día en el que no hubo ningún vuelo. FOTO: PERE FERRÉ

El Aeropuerto de Reus estaba vacío ayer por la tarde, momento del día en el que no hubo ningún vuelo. FOTO: PERE FERRÉ

El pasado miércoles era el presidente de los hoteleros de la ciudad de Tarragona, Xavier Jornet, quien mostraba su preocupación porque el pasado mes de julio se habían producido más cancelaciones que reservas en los hoteles de la ciudad. Ahora es Pimec Turisme la que lanza un nuevo mensaje de alarma sobre el impacto que está teniendo la pandemia del Covid-19 en el sector turístico catalán.

Los datos que arrojan la encuesta presentada ayer por la patronal son algo más que preocupantes. Pimec Turisme ha constatado que en los últimos días del mes de julio la pandemia ha provocado un 62% de anulaciones de reservas en el sector turístico de la provincia de Tarragona, una cifra que a nivel de Catalunya se sitúa en el 60%, en la provincia de Barcelona (excepto la capital) en el 48% y en la de Girona en el 58%. En una rueda de prensa telemática para presentar los resultados de esta encuesta, el secretario general de Pimec, Antoni Cañete, destaco que «el turismo está sufriendo ahora el peor escenario desde que empezó la pandemia», ya que «los rebrotes están teniendo consecuencias en el sector en plena campaña de verano y sin que las empresas puedan contar ya con mecanismos que estaban sólo vigentes durante el estado de alarma».

La actividad seguirá cayendo

El gerente del Área Institucional de Pimec, Àngel Hermosilla, lamentó que este julio la actividad del sector ha sido de un 46% en comparación con el mismo mes del año pasado y añadió que «las cifras de la encuesta apuntan que en agosto se reducirá la actividad turística en Catalunya un 32%». Además, señaló que los hoteles han tenido un 39% de actividad este julio y bajará al 31% en agosto, y los restaurantes un 60% en julio, con una reducción al 20% en agosto, siendo estos los tipos de establecimientos que más sufren un retroceso en la actividad y, por lo tanto, en la ocupación que generan.

En el caso de la demarcación de Tarragona, pasará de un 48% de actividad en julio al 33% en agosto. Por su parte, Barcelona (excepto la capital) sufrirá un descenso del 50% al 39% y Girona del 40% al 27%. Por otra parte, Hermosilla explicó sobre los establecimientos turísticos que «el descenso en la apertura ha sido del 68,9% en comparación con el año anterior».

Menos turistas extranjeros

Sobre la evolución de los turistas extranjeros constató que en los meses de abril y mayo Catalunya no recibió ninguno. En junio se produjo la llegada de 135.000, que subió hasta 1,1 millones de turistas internacionales el pasado mes, con una previsión de un descenso hasta 775.000 para agosto. En este sentido, Hermosilla constató que «esta año la pérdida de ingresos generados será de 10.300 millones de euros hasta agosto».

Medidas de urgencia

En su intervención, la presidenta de Pimec Turisme, Isabel Galobardes, propuso «una ampliación de los ERTE en tiempo y bonificaciones, destinar el 25% del dinero que recibirá España del fondo europeo a impulsar el sector, y ampliar el periodo de cadencia y el periodo de retorno de los créditos avalados por el ICO».

Otras medidas que la presidenta de Pimec Turisme considera necesarias para paliar los efectos de la pandemia sobre el sector serían una reducción del IVA en el sector al 4%, un pacto de país para consensuar las estrategias para afrontar los efectos del Covid-19 y la puesta en marcha del Plan Impulsor del Sector Turístico.

Por último, Galobardes defendió acciones concretas para incentivar la demanda y cree «imprescindibles y urgentes ayudas directas, inmediatas y que no supongan un endeudamiento posterior de las pymes y los autónomos del sector», entre otras cuestiones.

Las cifras ofrecidas ayer por la encuesta de Pimec Turisme corroboran la información publicada el pasado domingo 26 de julio por el Diari, donde el portavoz de la Federació d’Hosteleria i Turisme de la Provincia de Tarragona, Xavier Guardià, confirmaba que el sector cerraba un mes de julio con un 80% menos de reservas que el mismo mes del año pasado. El descenso en la ocupación ha afectado por igual, más o menos, a todos los sectores. En julio han estado abiertos el 35% de los hoteles de la provincia de Tarragona, con una ocupación de entre el 30% y el 50%. Para los apartamentos turísticos no hay mercado suficiente porque no hay gente, mientras que los campings están prácticamente todos abiertos pero con una ocupación que ha rondado el 50%.

El sector reconoce que las cifras del mes de julio han sido peores de lo que esperaban, ya que se habían hecho a la idea de que habría la inercia de otros años, es decir, ir subiendo poco a poco hasta el 30 de agosto y después ir a la baja. Pero ha sido al revés, la primera semana de julio no fue mala, pero después se ha ido retrocediendo por culpa de los rebrotes.

Temas

Comentarios

Lea También