Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat exigirá 734.000 euros a Torredembarra si no abre el teatro

El Ayuntamiento tendrá que devolver esta subvención si no lo pone en marcha parcialmente en septiembre
Whatsapp
La cosntrucción del teatro de Torredembarra comenzó en 2008, pero sigue inacabado. Foto: Pere Ferré

La cosntrucción del teatro de Torredembarra comenzó en 2008, pero sigue inacabado. Foto: Pere Ferré

La Generalitat ha dado de plazo hasta septiembre al Ayuntamiento de Torredembarra para que abra el inacabado teatro auditorio. Se conforma con que, al menos, habilite el hall para que pueda acoger obras de pequeño formato, recitales, monólogos o exposiciones. De no ser así, le exigirá que le devuelva los 734.000 euros de la subvención que le concedió para desarrollarlo. El alcalde en funciones, Enric Grangel (PSC), asegura que no hay tiempo material para realizar la obra en tan poco tiempo y reclama al Govern que «nos dé margen suficiente para poder abrirlo parcialmente en el primer trimestre de 2016 en vez de este año».

El consistorio propuso en diciembre a la Generalitat un plan para ejecutar el teatro auditorio en cuatro fases y tenerlo listo completamente en 2019. La respuesta fue positiva, pero no llegó hasta el pasado 30 de mayo. Demasiado tarde, según Grangel, para poder abrirlo en septiembre. La primera fase contempla la adecuación del hall –que tendrá una capacidad para unos 120 espectadores–, las taquillas, y la conversión de uno de los dos lavabos en camerinos. El coste supera los 240.000 euros.

«Un arquitecto ya está diseñando el proyecto, pero luego habrá que sacarlo a concurso público, contratar a la empresa adjudicataria y ejecutar las obras. Este proceso durará unos diez meses», apunta el alcalde.

Al nuevo equipo de gobierno, formado presumiblemente por ERC, PSC y ABG, le corresponderá la tarea de negociar con el Govern para que sea más flexible con el plazo. Si finalmente el Ayuntamiento debe devolver la subvención, Grangel sostiene que parte de ese dinero o todo podría salir de la deuda que tiene la Generalitat con el consistorio a cuenta de las guarderías y la escuela de música. «Posiblemente nos debe más de 734.000 euros», señala.

La construcción del teatro comenzó en 2008. Dos años después, el exalcalde Daniel Masagué (CiU) paró las obras tras liquidar los contratos con la empresa promotora Transcornejo. El equipamiento, ubicado en el paseo Miramar, quedó a medias y abandonado. De hecho, desde entonces ha sido saqueado y destrozado por vándalos y okupas, que arrancaron todos los cables de cobre y los ojos de buey, pintaron grafitis en las paredes y lo llenaron de suciedad. Su aspecto interior ha sido mejorado en los últimos meses.

El presupuesto inicial para el proyecto era de 2,3 millones de euros, aunque el alcalde estima que ahora se podría disparar hasta más de tres millones, cantidad que el Ayuntamiento no puede asumir en estos momentos, puesto que cerró el ejercicio 2014 con un déficit de 2,5 millones de euros.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También