Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat prevé que el turismo siga creciendo en los próximos años

El Pla Estratègic de Turisme de Catalunya aprobado recientemente aspira a alcanzar los 21 millones de turistas en 2022, llegar al 37% de visitantes en temporada alta e incrementar el 10% los viajeros alojados fuera del litoral 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Este 2018 han visitado la Costa Daurada 4,9 millones de turistas. FOTO: Alba Mariné

Este 2018 han visitado la Costa Daurada 4,9 millones de turistas. FOTO: Alba Mariné

La Generalitat prevé que el turismo siga creciendo en los próximos años. Así se desprende del Pla Estratègic de Turisme de Catalunya 2018-2022 que la Generalitat aprobó la semana pasada. Uno de sus principales objetivos es llegar a los 21 millones de turistas internacionales en 2022, un aumento del 17% respecto al 2016 en el que se registraron 18 millones. 

«Queremos seguir creciendo de manera inteligente, no crecer por crecer. Que este crecimiento sea generador de valor añadido, oportunidades y riqueza», explica el Director General de Turisme de Catalunya, Octavi Bono. En este sentido, el plan estratégico de turismo contempla un modelo de crecimiento que «armonice los intereses de los turistas, la población local, los inversores y el medio ambiente». 

El documento deberá servir para orientar el grueso de la actividad turística que se desarrolla a nivel catalán. Por ello se ha servido de un análisis de la situación actual y las proyecciones de crecimiento. La realidad de la Costa Daurada y Terres de l’Ebre también ha condicionado de forma directa esta estrategia que ha puesto el acento en seis grandes objetivos. 

El primero de ellos es gestionar de forma «inteligente» el aumento del 17% de turistas internacionales previstos para 2022. En un segundo lugar, el sector quiere aumentar el gasto medio por persona y día. La meta es pasar de los 162 euros que los turistas se gastan en un día a los 188 euros en 2022. De hecho, en este último año, según apunta el Director General de Turisme, se ha detectado que la tendencia en un futuro será esta: Quizás no aumentara notablemente el número de turistas pero sí su gasto en el territorio. 

Romper la estacionalidad
El tercer propósito es romper la estacionalidad y llegar al 37% de turistas fuera de la temporada alta. La Costa Daurada lleva años trabajando en ello a través del turismo deportivo. En este sentido, la buena climatología del territorio durante todo el año abre las puertas a practicar deportes como el ciclismo o el golf que en otros países tan solo se pueden realizar al aire libre durante los meses de verano. 

El Pla Estratègic marca como cuarto objetivo incrementar hasta el 10% los viajeros alojados fuera del litoral. En un quinto lugar se prevé mejorar los índices de competitividad. Es decir, «asegurar buenas condiciones para las empresas, infraestructuras dignas, condiciones positivas para la demanda y favorecer el acceso de la industria turística en la tecnología y el conocimiento».

Finalmente, el documento se fija mejorar también el índice de turismo inteligente implementando prácticas de responsabilidad social y medioambiental para asegurar que «el crecimiento del turismo es compatible con la preservación de la calidad de vida de los habitantes y la capacidad futura de seguir creando valor». 

Para alcanzar estos objetivos el Pla Estratègic contempla 29 iniciativas y 93 acciones. Entre ellas, trabajar en «experiencias turísticas excepcionales» que hagan que la destinación pase a ser única y con «personalidad propia». 

Bono explica también que se contemplan acciones para conquistar y retener a los clientes. Y por ello será necesario mejorar las acciones de marketing. Esta misma semana se ha aprobado también el Pla de Màrqueting Turístic de Catalunya 2018-2022, que establece las bases de la promoción y de apoyo a la comercialización de la oferta turística catalana para los próximos años. 

Estas acciones de promoción irán encaradas a los cuatro mercados que a día de hoy suponen un 52% de la demanda en Catalunya. Se trata de Francia y Gran Bretaña, dos países con un enorme peso también en la Costa Daurada, y Alemania e Italia. Como prioritarios se trabajarán también Rusia y los Países del Este. 

Cabe recordar que este 2018 en la Costa Daurada el principal mercado continuó siendo el nacional, que generó más de 9 millones de pernoctaciones pero que supone un 5,3% menos respecto a 2017. Le siguieron el francés, con 2,3 millones (-1,1%), el británico, que generó 2,2 millones y creció un 3,3%, o el ruso, con 1,2 millones (-5,3%). 

Desde la Federació Empresarial d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT) insisten en la necesidad de seguir trabajando de manera conjunta entre el sector público y privado. Por ello en el balance de esta temporada pidieron a las administraciones locales que tomaran las medidas necesarias para evitar alojamientos ilegales y que los municipios de la Costa Daurada apuesten por «la calidad, con calles más limpias y mejores servicios», explicó el presidente de la FEHT, Eduard Farriol. 

Mejorar los establecimientos 
Desde la entidad también ponen deberes al mismo sector. Y es que consideran imprescindible que los propietarios realicen de manera constante mejoras en sus alojamientos para conseguir posicionar la Costa Daurada como destino de calidad. «Si tenemos las cosas bien podemos aspirar a tener un mejor cliente», decía Farriol. 

Y en este sentido puso sobre la mesa otra de sus reivindicaciones. Que la imagen y calidad de comercios y restaurantes también acompañe. 

Según los datos facilitados por el Observatori Turístic del Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci de Catalunya (PCT) el sector turístico ha sufrido este año un leve descenso en pernoctaciones en comparación con 2017. Las pernoctaciones desde enero hasta el 15 de octubre bajaron un 3%.
 En 2018 4,9 millones de turistas visitaron la Costa Dauarda y realizaron 19,1 millones de pernoctaciones. Se trata de unas cifras similares al 2016. 

«En general en la Costa Daurada y Terres de l’Ebre se partía de una referencia del 2017 que tuvo una etiqueta de año récord. No es fácil alcanzarlo de nuevo (...) los resultados han sido positivos», explica Octavi Bono que remarca que lo más importante no es crecer en número de personas sino en numero de ingresos. 

Aunque el Director General de Turisme no es partidario de hacer previsiones ya que son muchas las variables a tener en cuenta, intuyen que este 2019 «será un año similar al 2018 (...) esperamos seguir siendo capaces de seguir progresando a nivel de ingresos», concluye Bono. 

Desde la Generalitat justifican el retraso en la aprobación del Pla Estratègic de Turisme por la «situación política» que vivió el país con la aplicación del 155 y la posterior convocatoria de elecciones se retrasó todo el proceso. «Ahora se nos acumula un poco el trabajo pero nos vemos capaces de hacerlo. El plan tendrá los mismos recorridos» explica Bono. 

Temas

Comentarios