Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Policía Local de Calafell retira los cables ocultos que cerraban un camino

Un vecino denuncio el peligro para ciclistas y quienes van a correr por la montaña

José M. Baselga

Whatsapp
El cable  era muy poco visible para alguien que va en bicicleta o corriendo.

El cable era muy poco visible para alguien que va en bicicleta o corriendo.

FBMD01000a9c0d0000793300006585000081880000a08d00004501010024a9010046b1010009bb01009cc60100b1d80200
El cable era muy poco visible y se ha retirado por seguridad.

La Policía Local de Calafell ha retirado, por iniciativa propia y sin esperar ninguna autorización judicial, los cables que alguien colocó en  un camino forestal para evitar el paso de ciclistas y excursionistas.

Desde el cuerpo se ha explicado que había un riesgo evidente de accidente por lo que se decidió la retirada de los cables que barraban el paso y que además eran muy poco  visibles.

Denunciado
Un vecino lo denunció la situación en el Ayuntamiento por lo que «debía evitarse el riesgo de alguien pudiese resultar herido».  El vecino, que  caminaba por la zona, vio los cables y señaló que es una pista muy transitada por caminantes y ciclistas.

Los cables se encontraron en una pista particular de la zona conocida como Mas d’en Vives. Según se ha explicado, el pasado año el propietario también colocó unos cables con trapos para cerrar el camino y señalizó la zona con carteles de prohibido el paso.

Sin embargo denunció que esas  señales las arrancaban y que los campos agrícolas de sus fincas sufrían daños por el paso de algunos excursionistas irresponsables.

En Wikiloc
El problema además es que ese camino está recogido en la página de internet Wikiloc que recomienda senderos y trazados en todo el mundo para excursionistas y ciclistas de montaña. El trazado recomendado en la APP no avisa que atraviesa por una finca privada. Y desde la aplicación para excursionistas tampoco se pidió permiso al propietario para incluir la ruta.

El Ayuntamiento pedirá al dueño de la finca que en el caso de querer cerrar el acceso lo haga de forma visible y con carteles. También ha ofrecido devolver los cables que fueron retirados.

La colocación de esos cables, aún no pretendiendo ser trampas para ciclistas, caminantes o personas que van a correr por la montaña, suponen un grave peligro que en diferentes zonas ya ha causado heridos al tropezar o impactar con las bicicletas o el cuerpo.

El pasado año en El Vendrell  hubieron varios heridos en un camino forestal muy visitado por ciclistas y corredores porque alguien atravesó un cable en la pista a la altura de la cabeza de una persona en bicicleta.  Uno de los heridos fue un joven que corría por el sendero y que se golpeó en la frente. Hace unos años también se denunció la situación en Calafell.

Temas

Comentarios

Lea También