Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La construcción de Hard Rock creará más de 11.500 empleos en la Costa Daurada

El complejo supondrá un impacto económico de más de 1.300 millones de euros. El área destinada al juego será de 7.595 metros cuadrados

Mònica Just

Whatsapp

El desembarco de Hard Rock en la Costa Daurada se acerca. Tras meses –y años- de incertidumbre, ayer se dio un paso clave que pretende dejar atrás las dudas que giraban alrededor de este proyecto vinculado al ocio y al juego. Las obras podrían empezar en los próximos meses. Antes de junio de 2019, dicen. Y la primera fase del complejo debería entrar en funcionamiento entre 2021 y 2022. 

Las expectativas parece que al fin se empiezan a cumplir tras meses de retrasos continuados. Y es que la Generalitat ha autorizado finalmente la licencia de casino que debe hacer posible la llegada del macrocomplejo de ocio y juego Hard Rock Entertainment World a los terrenos del Centre Recreatiu Turístic (CRT) de Vila-seca y Salou. Un trámite que ayer salió publicado en el DOGC, el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, y que muestra que todo sigue adelante. La previsión es que en las próximas semanas, responsables de la Generalitat y de la compañía den a conocer los detalles de la inversión en una comparecencia conjunta. De momento, no hay fecha fijada. Será «en breve», afirman.

La previsión inicial era que el Govern otorgara la autorización definitiva en septiembre del año pasado. Pero hubo una prórroga. Ahora, el calendario con el que se trabaja es que el plan de mejora urbanística pueda empezar a redactarse en octubre. Se aprobaría a mediados del próximo año. Y poco después arrancarían las obras. 

A partir de aquí, se abriría un plazo de tres años para que la empresa pueda desarrollar su propuesta arquitectónica, con las instalaciones y equipamientos correspondientes. Pero para ello primero deberán tener las licencias urbanísticas, es decir, deben darse las condiciones requeridas para otorgar las licencias de edificación municipales. 

Según recuerdan desde el Departament d’Economia, además, tres meses antes de que acabe este plazo fijado de tres años deben pedir la autorización para la apertura del casino.

Una «oportunidad»

La compañía se muestra satisfecha. Parece que al fin las dudas se han despejado. Y ayer envió un comunicado en el que confirmó que ya había recibido la autorización. «Por muchos años, las compañías de juegos más grandes del mundo han tratado de aprovechar la oportunidad de crear un complejo integrado en Europa. Estamos orgullosos de que Hard Rock haya sido seleccionado y la oportunidad de llevar nuestra marca de entretenimiento de clase mundial a la región», dijo Jim Allen, Presidente y CEO de Hard Rock Internacional.

La propia multinacional también da datos del macrocomplejo. El espacio tendrá una capacidad máxima de 745.000 metros cuadrados para los distintos usos. Y su inversión global se estima de unos dos millones de euros, incluidos el coste del terreno y las infraestructuras, «que se desarrollarán en fases durante los próximos cinco años». También tendrá capacidad para conciertos de más de 15.000 personas y «un lugar de presentación Hard Rock Live que albergará actos musicales y espectáculos regionales e internacionales, así como el mundialmente famoso Hard Rock Cafe y un Rock Shop acompañante, presentando auténtica mercancía de Hard Rock».

El área destinada al juego ocupará 7.595 metros cuadrados. Habrá dos hoteles en un espacio de 63.000; un espacio comercial exterior de unos 15.000 metros cuadrados y otro destinado a la restauración de 5.900. El espacio para el ocio y entretenimiento en directo será también de unos 6.000 metros cuadrados.

La previsión es que el proyecto cree más de 11.500 empleos en la construcción y hostelería. Y busca atraer a la Costa Daurada a más de dos millones de visitantes. «La inversión en la fase uno sobrepasará los 700 millones de euros y se estima que cree más de 2.000 puestos de trabajo», afirman desde el gigante norteamericano. Y hablan de un impacto económico de más de 1.300 millones de euros.

Fianza de diez millones

Para poder hacer efectiva la adjudicación de la autorización para la instalación y explotación de autorización del casino, y según señaló ayer la Generalitat, Hard Rock deberá depositar una fianza de diez millones de euros en un plazo de diez días hábiles a contar desde hoy, es decir, desde el día siguiente a la publicación de la resolución del DOGC. Se incluyen en ellos los tres millones que Hard Rock aportó el 28 de junio de 2017 como garantía provisional para poder participar en el concurso.

El Pla de Millora Urbana (PMU) previsto por el Pla Director Urbanístico (PDU) de reordenación del ámbito del CRT, teniendo en cuenta el cumplimiento de los requerimientos exigidos por el Govern durante el proceso. Asimismo, el PMU y los planes especiales que redactará y tramitará el Departament de Territori i Sostenibilitat velará para que el proyecto que desarrolle la propuesta cumpla con los requisitos urbanísticos y ambientales, garantizando la relación entre el espacio privado y el público, adecuándolo en su conjunto y «con voluntad de integración paisajística y con un diseño cohesionado con el entorno», apunta la Generalitat. 

La idea es que también se mejore la conectividad, con un nuevo vial urbano. Y harán falta infraestructuras para garantizar la movilidad. En este caso, los costes irán a cargo de los propietarios de los terrenos, es decir, del mismo operador –Hard Rock–. «El PMU velará para que se respeten los criterios de calidad arquitectónica y de sostenibilidad», remarca también el Govern.

Temas

Comentarios

Lea También