La desestacionalización, un debate pendiente entre los diferentes sectores locales en Salou

Las estrategias para lograrlo pueden pasar por la creación de
nuevos productos turísticos, como las certificaciones de marca

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Durante los meses de verano se produce una masificación en las playas de Salou.  FOTO: ALBA MARINÉ

Durante los meses de verano se produce una masificación en las playas de Salou. FOTO: ALBA MARINÉ

Salou sigue buscando fórmulas para desestacionalizar la temporada turística y la forma en que ello afecte positivamente a los diferentes sectores del tejido empresarial de la localidad.

Comercio, ocio, restauración y hostelería en general son claves para entender la forma en que se quiere llevar adelante ese proceso para alargar la temporada turística y hacerla extensible a todo el año a ser posible. Se trata de buscar fórmulas que lo posibiliten, especialmente una vez que se recupere la normalidad y una vez superada la actual situación del coronavirus. La idea es sencilla: atraer visitantes a Salou que impulsen a los negocios a abrir todo el año.

El propio alcalde de Salou, Pere Granados, hizo hincapié el martes en la necesidad de estrategias para desestacionalizar y desconcentrar los turistas que acuden en temporada alta. Granados defendió la desestacionalización como solución durante su intervención en el Forum TurisTIC 2020 con una ponencia sobre Overtourism. En la misma, recordó que Salou es una población de 29.000 habitantes, que en el año 2019 recibió aproximadamente a 2 millones de turistas, y que llegó a tener alrededor de 8 millones de pernoctaciones.

Por ello, el alcalde afirma que «Salou es un destino turístico estacional», pero que «estamos trabajando para romper esta estacionalidad». Recordó que «el hecho de que seamos un municipio estacional no implica que no podamos crecer». «La sostenibilidad económica y laboral para las personas que trabajan en el sector turístico es uno de los retos que debemos alcanzar», señaló.

Residentes y visitantes

Fue a inicios de marzo de este mismo año, pocas semanas antes de la explosión de la crisis de la Covid-19, cuando Jafar Jafari hizo referencia a la importancia de que «el turismo debe beneficiar también a los residentes de una ciudad. El turismo debe aportar cosas positivas para los residentes de una localidad: servicios, sanidad, infraestructuras...». La misma idea que expresó entonces el eminente profesor de Alojamientos y Turismo en la Universidad de Wisconsin-Stout (EEUU) es la que defiende el alcalde salouense: «se trata de incrementar la calidad de vida de los residentes y mejorar la experiencia de los vsitantes». A su juicio, «la pandemia hará que cambien ciertos hábitos y preferencias de los turistas». De ahí que haya representantes de diversos sectores del tejido empresarial del municipio que aboguen por evitar el problema de la masificación o ‘overturism’.

Las estrategias de desestacionalización y desconcentración pasan por la capacitación y creación de nuevos productos turísticos, como las certificaciones de marca.

Temas

Comentarios

Lea También