Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La escultura Alfa i Omega desaparecerá de la playa de Torredembarra el jueves

Una vez retirada y en tierra firme, el Ayuntamiento analizará si es posible restaurarla y volver a colocarla en la costa de la localidad

Esther Figueroa

Whatsapp
El estado del monumento hace peligroso el baño.

El estado del monumento hace peligroso el baño.

La escultura Alfa i Omega, que es un referente turístico de la playa de Torredembarra, será desmontada y trasladada a tierra firme este jueves 14. El monumento padece un gran deterioro, sobre todo en la zona de las patas –alfa-, y esto supone un riesgo para los bañistas y cualquiera que pueda acceder a este. De momento, se desconoce el futuro de la estructura; pero lo que sí que es seguro es que este verano la playa de la localidad no contará con uno de sus distintivos.

El proceso de desmontaje empezará el jueves a primera hora de la mañana y ese mismo día, o al día siguiente, se trasladará a un terreno municipal justo detrás del cementerio municipal. Una vez en tierra firme, se analizarán los costes económicos y las posibilidades de la propia estructura y se decidirá el futuro de la misma. Eduard Rovira, alcalde de Torredembarra, aseguró que la decisión sobre la Alfa i Omega sería conjunta entre todos los ciudadanos de la localidad.

La brigada municipal puso bridas en las patas y la cabeza. FOTO: CEDIDA

Referente al desmontaje, desde ayer por la mañana, un equipo está trabajando en el montaje de una pontona –plataforma de trabajo con una grúa arriba– y se espera que para el miércoles esté acabada para poder desmontar y sacar del agua la Alfa i Omega el jueves. La estructura se cortará, seguramente por las patas, para poder ser llevada a tierra firme. Toda esta obra costará aproximadamente unos 26.000 euros, que ya estaban previstos en el presupuesto municipal para este año 2018.

El lamentable estado actual

Los daños detectados en la Alfa i Omega son varios pero, sobre todo, se centran en la parte que soporta toda la escultura, la alfa. El alcalde remarcó que se ha perdido el grueso del material y que las soldaduras que unen las patas se han disuelto con el paso de los años, al igual que ha ocurrido con el acero corten del que la estructura está hecho. Por ello, Eduard Rovira y Valeriano Pino, concejal de Vía Pública y Mantenimiento, se muestran poco optimistas sobre la recuperación de la parte inferior de la estructura. «Son prácticamente irrecuperables», declaró el alcalde.

Eduard Rovira explicó que el verano pasado, viendo el inicial estado de deterioro de la escultura, «el Ayuntamiento pidió un informe para analizar la situación». Este informe llegó en el mes de febrero y mientras se estaban estudiando las actuaciones, el estado del deterioro del monumento empeoró y, por ello, ahora se ha decidido retirar la Alfa i Omega porque puede suponer un peligro para la población. Cabe destacar que la brigada municipal llevó a cabo una primera actuación de colocación de bridas para impedir que la situación de las patas se agraviase. 

19 años en el mar
La escultura se inauguró en abril del año 1999 con el motivo de la celebración conmemorativa de los veinte años de aniversario de los ayuntamientos democráticos, que Torredembarra acogió en un encuentro de alcaldes de diferentes localidades catalanas. Por lo tanto, se trata de un monumento que es un símbolo de un objetivo logrado. 

Alfa i Omega tiene un total de doce metros de altura y, en su inicio, pesaba más de diez toneladas. Reproduce las letras griegas alfa y omega y se encuentra ubicada sobre un bloque de hormigón en el mar, a unos ochenta metros de la orilla de la playa. 

Temas

Comentarios

Lea También