La estación de Cunit, de la influencia franquista para Segur de Calafell a la Vaca Lechera

Los vecinos lamentaron quedarse sin parada y ver como se hacía una en Segur de Calafell

José M. Baselga

Whatsapp
Participantes en el festival que organizó Cunit.

Participantes en el festival que organizó Cunit.

Noticias relacionadas:

- Cómo surgió Segur de Calafell

- Mira cómo fue la fiesta en Cunit

El 1 de noviembre de 1947 se inauguraba en lo que era la gran finca de Segur de Calafell un apeadero de tren. Aquella obra sorprendió a muchos ya que entonces en todo aquel terreno sólo había una ermita y dos masías. La masía de la casa Nova y la de la casa Vella.

Entonces en Cunit, ya un pueblo consolidado, se esperaba una estación. Pero vieron pasar un tren que tendría parada en medio de una zona de campos.

¿Por qué el tren pasó de largo de Cunit, pero hubo un apeadero en la finca de Segur? Las influencias políticas son la respuesta. 

El apeadero de Segur de Calafell en los años 40.
Segur de Calafell se adelantó a Cunit.

Carme Desvalls, hija del marqués de Alfarràs heredó toda aquella finca de Segur. Además, su marido, José Orbaneja, tenía una gran influencia en el régimen franquista y era familiar del dictador Miguel Primo de Rivera.

El proyecto

Para aquellas tierras entonces de campos había un proyecto urbanístico que se planteó como una gran ciudad jardín como las que en la época surgían en Estados Unidos. 

Las autoridades del régimen vieron con buenos ojos el proyecto. El contar con una parada de tren ayudaría a ese crecimiento urbano. Y Cunit se quedó sin su ansiada estación.  Pero Segur era una prioridad que podía aportar un agran riqueza con la venta del terreno.

Los vecinos de Cunit tenían que ir a  acoger el tren a Segur (cuando tuvo apeadero) o a Cubelles. La línea del ferrocarril de Vilanova a Valls comenzó a construirse en 1878 con vía única. La estación de Cubelles estuvo acabada en abril de 1892, cuando circuló el primer tren hasta Calafell en  pruebas. La doble vía estuvo 20 años después.

De nada sirvieron durante años las reclamaciones de Cunit al Gobernador Civil de Tarragona.  Pero los vecinos no se quedaron de brazos cruzados. 

Organizaron un festival en 1964 para recoger dinero con el que construir un apeadero. El promotor fue el Ayuntamiento con Joan Martí de alcalde. Muchos jóvenes de Vilanova quisieron participar en ese festival artístico. Pero no sólo era cuestión de dinero.  

El miembro del grupo de estudios de Cunit Delmacio de Conito, Jaume Casañas, recuerda que un domingo por la tarde se fue a recoger a los voluntarios en una furgoneta DKV de Joan Carreras, de Cal Jané. El vehículo se llenó de personas, bolsas, vestuario, un bombo, trombón y una guitarra. 

La festiva marcha para pedir una  estación en Cunit.

En Cunit se concentraron en el Hostal Sant Magí para vestirse y comenzar la actuación con La Vaca Lechera, tras la que recorrieron el pueblo y acabar en el Cafè y la Sala.   En el patio de la escuela se celebró el festival al que acudió todo el pueblo.

Pero no fue hasta 1972 que Cunit logró su apeadero. 25 años después del de Segur de Calafell que ya crecía de forma descontrolada sin nada parecido a una ciudad jardín.

Próximo capítulo: Cómo surgió Segur de Calafell, incluso con plaza de toros
 

Temas

Comentarios

Lea También