La estación de bombeo de Muntanyans tiene los días contados

TORREDEMBARRA. En desuso desde 1998, se reconvertió en una instalación para mantenimiento o emergencia

Jordi Cabré

Whatsapp
La estación de bombeo de Clarà es de titularidad municipal y estuvo activa hasta 1998. El edificio debe ‘borrarse’ de la playa.  FOTO: A. Mariné

La estación de bombeo de Clarà es de titularidad municipal y estuvo activa hasta 1998. El edificio debe ‘borrarse’ de la playa. FOTO: A. Mariné

Entre las dunas protegidas del espacio de interés natural de Muntanyans, en Torredembarra se vislumbra una torre metálica de más de 12 metros de altura. Está chimenea sale de un edificio aparentemente en desuso que está repleto de grafitis. La imagen del inmueble en un entorno natural distorsiona la imagen a pie de playa.

El edificio realmente no está abandonado aunque su aspecto lo aparenta. Se trata de la antigua estación de bombeo de la zona de Clarà de Torredembarra, que hasta 1998 estuvo operativa junto a un emisario submarino para evacuar aguas mar adentro. Desde finales de siglo XX, cesó su actividad y su función es la de ser una instalación de emergencia y para utilizar en caso de mantenimiento de la nueva estación depuradora de aguas residuales (Edar) de la ciudad.

Desde la conselleria de Medi Ambient i Sostenibilitat explican que el edificio a pie de la zona protegida de Muntanyans sigue activo y gestionado por Agència Catalana de l’Aigua (ACA). Su función actual es secundaria de la depuradora y afirman que se está trabajando para cerrar definitivamente esta estación de bombeo de la playa torrense.

Las mismas fuentes del ACA explican que «la estación depuradora en desusos requiere una serie de mejoras y, después de estudiar qué medidas se podrían llevar al respeto, se ha decidido anularla». Para garantizar las funciones de emergencia que hace de momento esta instalación, desde el ACA apuntan que está previsto ampliar la actual estación de bombeo de la depuradora y el emisario, «para dotarla de doble cámara y ampliar la capacidad de las bombas». Sale más rentable hacer las obras en la actual Edar que invertir en la instalación de la playa.

La decisión del ACA para anular esta antigua estación de bombeo e invertir en la actual estación cumple un doble objetivo: poder hacer los mantenimientos sin necesidad de parar el bombeo de aguas residuales y absorber todo el caudal sin necesidad de verter al mar agua sin tratar.

La ampliación de la actual estación depuradora ya tiene el proyecto redactado y se encuentra en fase de revisión. Cuando pase este trámite, se activará el proceso de licitación y adjudicación de la ampliación de la estación depuradora torrense. No será antes de 2022. Y una vez finalizada esta inversión del ACA en la gestión del agua de Torredembarra, se anulará definitivamente este edificio a pie de la zona de Muntanyans.

¿Qué pasará con el edificio?

El desuso de esta antigua estación depuradora motivará su desmantelamiento. Así lo ha expresado el alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira, que tiene claro que sin ninguna utilizad esta edificación y su torre metálica no tiene sentido conservarla. El edificio es de titularidad municipal y desde el ACA explican que se deberá abordar entre las dos administraciones como se deben llevar a cabo los trabajos de retirada de los materiales de esta construcción. 

Temas

Comentarios

Lea También