Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La policía reforzará la vigilancia en la calle de ocio nocturno de Calafell

Ayuntamiento, cuerpos policiales y propietarios de locales tuvieron ayer una reunión para atajar los desórdenes

José M. Baselga

Whatsapp
La calle Monturiol se llena de jóvenes por la variedad de bares y discotecas.  Foto: Gabriel Mestre Sole

La calle Monturiol se llena de jóvenes por la variedad de bares y discotecas. Foto: Gabriel Mestre Sole

La calle Monturiol de Calafell, que concentra la oferta de ocio nocturno, tendrá más presencia policial para evitar situaciones como la de hace dos fines de semana, cuando se registró una pelea entre 20 jóvenes. El enfrentamiento alarmó a clientes y propietarios de locales y ha generado preocupación porque pueda haber una espiral de desórdenes.

Ayuntamiento, Policía Local, Mossos d’Esquadra, representantes de la asociación de locales de ocio Calafell la Nit y comerciantes que sufrieron daños en sus establecimientos por la pelea en la calle mantuvieron ayer una reunión para estudiar medidas inmediatas que eviten que los desórdenes vayan a más.

Vigilar todo

Los locales pidieron más vigilancia y el Consistorio se comprometió a reforzar la presencia de agentes locales y también habrá un refuerzo de Mossos d’Esquadra. Sin embargo, el Ayuntamiento advirtió que la policía tiene la obligación de vigilar todas las situaciones. En este sentido, también se reforzará el control de horario de cierre de locales, el ruido que puedan generar por la música, que tengan las puertas cerradas o que impidan el acceso a los menores y que se les venda alcohol.

El refuerzo será visible este fin de semana. El Ayuntamiento quiere evitar que los desórdenes acaben con los esfuerzos realizados en los últimos años por los locales de ocio y el Consistorio para hacer de la calle una zona tranquila tras lo que fue una época de peleas constantes. En el pasado pleno municipal la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) advirtió que las peleas se estaban incrementado desde hacía varias semanas.

El alcalde, Ramon Ferré, señaló que «vamos a ser contundentes. No se van a permitir desórdenes y se van a implantar medidas desde este mismo fin de semana». Ferré apuntó que tras la reunión de ayer la medida más inmediata es el refuerzo de policía, pero que se seguirán estudiando más medidas, como podrían ser los controles de acceso a la localidad. En la reyerta multitudinaria casi todos los jóvenes eran de fuera del pueblo.

En esa pelea unos veinte jóvenes se enzarzaron y usaron las sillas de los locales como armas arrojadizas, e incluso rompieron un escaparate. La policía identificó a cinco personas que eran de El Vendrell y de Banyeres del Penedès.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También