Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La propiedad de la Aduana de Salou dibuja un edificio de apartamentos turísticos

Amsamar SA entró en el registro municipal una propuesta para el solar vacío de la calle Barcelona. Se está estudiando la idea

Jordi Cabré

Whatsapp
El derribo de la Aduana fue ordenado a finales de noviembre de 2006. Desde entonces este solar sigue pendiente de un proyecto. Foto: alba mariné

El derribo de la Aduana fue ordenado a finales de noviembre de 2006. Desde entonces este solar sigue pendiente de un proyecto. Foto: alba mariné

Este próximo mes de noviembre se cumplirán 11 años del derribo obligado de la Aduana de Salou, un inmueble catalogado y cargado de historia (se levantó en 1817) que se derrumbó a causa del mal estado del inmueble a finales de noviembre de 2006.

La desaparición de esos viejos pisos abrió el debate de cómo se rellenaría el vacío de los más de 2.200 metros cuadrados de parcela y el Pla d’Ordenació Urbana Municipal (POUM) contempla desde la última revisión, en diciembre de 2003, un hotel y zona comercial.

El cambio de calificación –antes de 2003 se podían levantar pisos– provocó un enfado de la sociedad propietaria –Amsamar–, que tuvo varias reuniones con el Ayuntamiento con el fin de poder levantar allí pisos de alto standing en uno de los puntos más interesantes de la ciudad.
La empresa empezó en 2010 una cruzada en los tribunales al considerar que el cambio de calificación del POUM perjudicaba sus intereses. Paralelamente, en 2012, el Ayuntamiento inició los trámites para una recalificación, que la Generalitat tumbó en 2013.

Tras años de litigios, reuniones y reproches mutuos, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) dictó sentencia en mayo de este año obligando al Ayuntamiento a indemnizar con 4,2 millones a los propietarios. Dinero que ya tenía guardado a la espera de conocer el fallo del tribunal. Con el litigio resuelto, quedaba pendiente de nuevo el solar y su futuro.

Hace unas semanas, según han confirmado al Diari varias fuentes, la propietaria del solar entró en el registro una propuesta de pisos turísticos para este solar de la calle Barcelona.

Los detalles del mismo no se han dado a conocer a pesar de preguntar a la empresa y al Ayuntamiento. Lo único que ha trascendido es que serían apartamentos turísticos, se recuperaría en la fachada de la calle Barcelona la fuente histórica que entró en funcionamiento en 1920 y poco más.

Desde el Ayuntamiento se admite que entró por registro un anteproyecto para el solar de la Aduana, pero se reitera que el borrador inicial no se ajustaría a los criterios del POUM. No obstante, sólo es una lectura superficial del documento a la espera de un estudio más exhaustivo de los servicios técnicos.

Temas

Comentarios

Lea También