Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La protesta contra los peajes de la C-32 se traslada a la autopista

Hasta ahora los cortes eran en la carretera C-31

José M. Baselga

Whatsapp
Las protestas cortaron una de las salidas de la autopista.

Las protestas cortaron una de las salidas de la autopista.

La Coordinadora de Calafell contra el peaje de la C-32, además de miembros de las plataformas de Vilanova y de Cubelles cortaron una de las salidas de la vía rápida para reclamar la retirada de esa barrera de Cubelles-Cunit.

Los convocantes reclaman la retirada del peaje de Cunit-Cubelles ya que consideran que es una barrera para la llegada de inversiones y también de turistas, además de suponer un agravio para la comarca.

La movilización no provocó retenciones ya que los Mossos habían desviado el tráfico hacia otras salidas. Después en la C-31 causaron algunos momentos de retención.

Otra en agosto
Hasta ahora los cortes eran en la carretera C-31, pero ayer se llevaron a la autopista. A mediados de agosto está prevista otra acción similar también en la C-32.

Los colectivos que piden la eliminación del peaje de la autopista C-32 para que sea una especie de ronda litoral entre El Vendrell y Cubelles, denuncian que la alternativa gratuita de la C-31 es hoy una calle a través de núcleos de población como Segur, Cunit y Cubelles y que miles de vecinos deban cruzar a diario.

Las protestas contra el peaje denuncian que supone una barrera para la llegada de empresas y de dinamización turística. La Generalitat se comprometió a presentar un estudio para detallar el impacto que tiene el peaje de la autopista C-32 para el Baix Penedès. A pesar de que cuando se construyó la C-32 contribuyó al crecimiento de la zona, las plataformas ciudadanas contra los peajes señalan que la situación ha cambiado y que hoy la comarca lidera el desempleo y que los peajes impiden el crecimiento y castigan a los vecinos.

Poco antes de la movilización de ayer ERC de Calafell se desmarcó de la Coordinadora de localidad al considerar que «no representa reivindicaciones sociales sino lucimientos partidistas de oposición al Govern de la Generalitat». 

ERC considera que la Generalitat «ha sido sensible desde su formación a la problemática derivada de los peajes abusivos que hace tantos años padecemos en la comarca».

Para el partido republicano la propuesta de la Generalitat de implantar la viñeta como sistema de pago de las autopistas «resuelve los problemas no sólo los problemas de la comarca sino los de toda Catalunya.

Pero la Coordinadora se muestra contraria a ese sistema porque señala que los problemas son ahora y que la implantación de la viñeta es en todo caso una idea que no tiene fecha de aplicación, además de que necesitaría de participación del Gobierno Central y que no la contempla.

ERC no es el primer partido que abandona la Coordinadora de Calafell. Ya lo hizo el PDeCat al considerar que estaba politizada y que sólo atacaba al gobierno de la Generalitat. Desde ERC dicen que  «nos queda claro también los intereses particulares y de promoción política de algunas personas significadas de la Coordinadora que dicen que no puede llamarse de Calafell.

Temas

Comentarios

Lea También