Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La secretaria judicial no había entrado en el piso cuando se precipitó el 'mantero'

Los Mossos, en un comunicado emitido ayer, aseguraron que el registro se hizo en su presencia
Whatsapp
El hermano de la víctima, atendiendo a los medios. Foto: Alba Mariné

El hermano de la víctima, atendiendo a los medios. Foto: Alba Mariné

La secretaria judicial que acompañaba a los Mossos d'Esquadra en el registro simultáneo de tres viviendas de Salou en una redada contra el "top manta" no había entrado aún en el piso cuando uno de los "manteros" se precipitó mortalmente por el balcón.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, la secretaria judicial todavía permanecía en la calle cuando ocurrieron los hechos, porque el inmueble aún no había sido asegurado policialmente.

La Red de Inmigración, una plataforma de entidades, expertos y juristas en defensa de los derechos de los inmigrantes, ha presentado hoy una denuncia ante la Fiscalía General del Estado y ha pedido al Consejo General del Poder Judicial que aclare el papel de la secretaria judicial en el momento de la entrada policial en la vivienda, situada en el número 3 de la plaza Sant Jordi de Salou.

En un comunicado, esta plataforma considera "fundamental" aclarar el papel de la funcionaria judicial, para determinar si se cumplieron las garantías de la Ley de Enjuiciamiento criminal, que en el artículo 569 establece la obligatoria presencia de la autoridad judicial como derecho de las personas sometidas a registro de domicilio.

Los Mossos d'Esquadra sostuvieron ayer, en un comunicado sobre el suceso de Salou, que "en el momento de los registros, que se han realizado en presencia de la secretaria judicial, en uno de los domicilios una persona ha saltado desde el balcón de un tercer piso al detectar la presencia policial".

El intendente de los Mossos d'Esquadra Xavier Gámez aclaró posteriormente que no podía precisar si la secretaria judicial se encontraba en el interior del domicilio cuando el "mantero", de 50 años y origen senegalés, se precipitó desde un tercer piso.

Según dijo, en la mayoría de ocasiones los secretarios judiciales aguardan en la calle a que el inmueble esté asegurado por la presencia policial, lo que todavía no se había logrado cuando ocurrieron los hechos.

Las fuentes cercanas al caso consultadas por Efe han confirmado hoy que, efectivamente, la secretaria judicial todavía no había accedido al inmueble, por lo que permanecía en la calle esperando a que se asegurara el piso.

En rueda de prensa, el comisario jefe de la policía autonómica, Josep Lluís Trapero, ha justificado este miércoles que cuando la policía acude a registrar un piso en el que sospecha que puede producirse una situación violenta o haber armas, "primero asegura el domicilio durante segundos o minutos" y luego hace pasar al secretario judicial, que en este caso estaba esperando en el portal.

Trapero ha zanjado que "no hubo ningún tipo de acción policial que facilitara la caída", y ha expuesto que los agentes intentaron reanimarlo y una ambulancia llegó en cinco minutos.

El alcalde de Salou, Pere Granados, ha lamentado la reacción de la comunidad senegalesa tras la muerte de su compatriota, y ha dicho que en democracia todas las manifestaciones deben cumplir las normas: "La ley nos apela a todos, a los que somos de aquí y a los de fuera".

Por ello, ha condenado "la ruptura de las normas básicas de convivencia" y ha pedido que no se vuelvan a repetir incidentes como estos.

 

Hipótesis

El hombre, de 50 años, estaba en una habitación cuando los Mossos d'Esquadra reventaron la puerta y entraron en la vivienda al grito de "policía".

La principal hipótesis de los investigadores, según las mismas fuentes, es que el hombre huyó hacia el balcón y, una vez allí, tras subirse a la barandilla, intentó saltar a otro piso para escapar, aunque se golpeó con un toldo y se precipitó mortalmente al suelo, desde una altura de tres pisos.

 

Investigación

La Red de Inmigración ha valorado positivamente que los Mossos d'Esquadra hayan abierto una investigación para aclarar lo ocurrido, aunque han lamentado el silencio de los responsables de la dirección política de la Generalitat, del Gobierno y de la Secretaría General de Inmigración.

Por este motivo, la Red de Inmigración ha pedido que comparezca ante la Diputación Permanente del Parlament el conseller de Interior, Jordi Jané, para dar explicaciones públicas sobre lo ocurrido, al tiempo que ha reclamado a las fuerzas políticas que no utilicen de forma "demagógica" el incidente para "proseguir el proceso de acoso" a las comunidades de inmigrantes en Cataluña.

 

 

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También