Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las joyas de las ondas

Visitas. La colección del radiofonista Luis del Olmo alcanza ya los 550 receptores y aparatos expuestos en el Museo de la Radio de Roda de Berà

JOAN BORONAT

Whatsapp
El Museo de la Radio, ubicado en el Roc de Sant Gaietà, se inauguró el 9 de junio de 2012. FOTO: JOAN BORONAT

El Museo de la Radio, ubicado en el Roc de Sant Gaietà, se inauguró el 9 de junio de 2012. FOTO: JOAN BORONAT

El Museo de la Radio, ubicado en el Roc de Sant Gaietà, en el espléndido local conocido como La Roca Foradada, de Roda de Berà, ha ampliado tanto el espacio como el fondo museístico. Hace unos días el Museo estrenó la ampliación del mismo, en la planta inferior del edificio. Dicha ampliación representa contar con 130 m2 más, que se unen a los 650 m2 de exposición existente en la planta superior.

Posibilita mostrar al público 189 aparatos más, propiedad de la extensa colección particular del radiofonista Luis del Olmo. Suman ya 550 los receptores de radio, cajas de música, gramolas, fonógrafos... para la admiración del público, que van desde el año 1820 hasta la actualidad. También están expuestos los premios más relevantes de la trayectoria profesional del periodista. El Museo de la Radio de Luis del Olmo, en Roda de Berà, puede considerarse el más importante de España en su especialidad y se sitúa entre los principales de Europa.

Luis del Olmo hace hincapié en su pasión por el coleccionismo de aparatos de radio al afirmar que «amo a la radio por encima de todas las cosas, por su contenido y su continente». Añade que todos y cada uno de los receptores de radio «es historia viva, porque todos están vivos, restaurados uno por uno con piezas originales, a punto de sintonizar; de galena, de capilla...todos dignos de estima».

Las joyas de las ondas

El conjunto del museo, que recibe un promedio de 12.500 visitantes anuales, constituye un aula didáctica donde cerciorarse de la evolución del mundo de la radio, a través de los años, con diversas piezas antiguas, consideradas auténticas ‘joyas’.

En la imagen aparece Luis del Olmo con antiguos compañeros y amigos de la radio. FOTO: JOAN BORONAT

Algunos aparatos llaman poderosamente la atención del visitante. Una radio capilla conocida como ‘Empire State’ (1934 EEUU), por su parecido con el famoso edificio; una Akkord Radio Junior, en plástico moderno que funciona a pilas o con batería; el Blaupunnkt-Nora (1933), fabricado por los nazis durante la II Guerra Mundial como arma de propaganda masiva, que no podía sintonizar emisoras extranjeras; Minerva Radio (Italia 1947), que destaca por su diseño. Integra radio, tocadiscos y mueble bar; un magnetófono Webster Chicago (EEUU 1940) de hilo, precursor del magnetófono de cinta; la radio galena, (Gran Bretaña 1920) solo recibía las ondas de un radio de 20 kilómetros; una caja de música con banda de papel (Estados Unidos 1900); la primera radio de coche de General Electric, (Estados Unidos 1934) o un fonógrafo Gem, cuya grabación se hacía sobre un cilindro de cera (Estados Unidos 1877).

El museo se inauguró el 9 de junio de 2012, fruto del acuerdo entre el entonces alcalde de Roda de Berà, Pere Compte, y el periodista leonés. El Ayuntamiento rodense encargó el montaje de este espacio a Pere Virgili Gatell, que fue nombrado director.

El museo alberga también un espacio dedicado al arquitecto y artista Josep Maria Jujol. Paralelamente, en la nueva sala del Museo de la Radio, ha quedado instalada una exposición permanente sobre La història de l’Arc de Berà en imatges, perteneciente a Emilio Becker.

Temas

Comentarios

Lea También