Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las palomas de Cambrils tomarán anticonceptivos

Con este y otros métodos el consistorio quiere minimizar las molestias producidas por estos animales en el casco urbano y el peligro que suponen para la salubridad pública 

C. Marsiñach

Whatsapp
Una treintena de poblaciones catalanas ya utilizan fármacos anticonceptivos para controlar la población de palomas. FOTO: Alba Mariné

Una treintena de poblaciones catalanas ya utilizan fármacos anticonceptivos para controlar la población de palomas. FOTO: Alba Mariné

El Ayuntamiento de Cambrils quiere controlar las colonias de palomas del municipio con el fin de minimizar las molestias producidas por estos animales y el peligro que suponen para la salubridad pública.  El consistorio ha sacado a licitación la contratación de los servicios para controlar la población de estas aves en el casco urbano de la ciudad a través de distintos métodos, entre ellos la utilización de fármacos anticonceptivos. 

En primer lugar, la empresa adjudicataria deberá elaborar un censo de la localización de las colonias de palomas en el municipio y después realizar una propuesta justificada de la reducción de la población actual combinando tres métodos distintos. Uno de ellos será la captura de palomas  mediante jaulas trampa, redes u otros sistemas que consideren adecuados. En segundo lugar prevén controlar la fertilidad  de las palomas con fármacos anticonceptivos autorizados, en puntos a determinar y mediante dispensadores automáticos. Finalmente también prevén realizar vuelos disuasorios con aves rapaces. Mediante técnicas de cetrería se consigue espantar la plaga de palomas.

En el caso de las palomas capturadas se deberá retornar a sus propietarios los animales anillados, identificados de competición o que pertenecen a asociaciones de palomas. Las aves retenidas  parasitadas, enfermas, que puedan representar un peligro para la salubridad pública o para el medio ambiente serán sacrificadas. La empresa encargada de realizar las actuaciones también deberá eliminar los cadáveres de las palomas de acuerdo con la normativa vigente así como realizar el tratamiento y estudiar el destino de las palomas capturadas que no sean sacrificadas. 

Puntualmente se podrán realizar capturas de forma masiva en sitios abiertos y con el visto bueno de los técnicos municipales. 
La empresa encargada de realizar estas actuaciones también deberá realizar inspecciones en las plagas de palomas detectadas por las denuncias de los particulares y proponer las correspondientes actuaciones.   

Anualmente el adjudicatario deberá presentar una memoria al departamento de Medi Ambient del Ayuntamiento con las actuaciones realizadas.  El contrato del servicio tendrá un coste de 38.236,00 euros con IVA incluido (21,00%) y tendrá una duración de dos años. 
Dos municipios catalanes –Cardona y Molins de Rei– fueron pioneros en todo el estado español en 2013 en controlar la población de palomas mediante el suministro de un fármaco anticonceptivo. 

Treinta poblaciones 

Cuatro años después, ya son una treintena de ciudades catalanas las que usan este método para controlado las plagas de palomas y, al conjunto del Estado, se supera la cuarentena. La empresa  de la Anoia ZooEthics es la encargada de suministrar este producto en todo el Estado y su director técnico, Josep Costa, ha hecho un balance muy positivo de los primeros años de implantación. Costa dijo que los resultados obtenidos son los esperados. En promedio, la reducción de la población de palomas en el primer año de suministro del pienso anticonceptivo es de un 30% y, al cabo de cuatro años, la reducción se eleva hasta el 70%.

El fármaco que se suministra a las palomas es una especie de maíz recubierto de nicarbazina, una sustancia anticonceptiva que impide la ovulación en las aves hembras. Los dispensadores de este producto esparcen cada día una cantidad concreta de pienso, aproximadamente unos 8 gramos para cada paloma, durante la estación reproductora de las aves, que va de marzo a octubre. Desde ZooEthics aseguran que es un producto «totalmente seguro», tanto para la salud de las palomas, así como para la de otros animales, personas o el medio ambiente. 

Temas

Comentarios

Lea También