Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Licitan la demolición del puente y la urbanización de la antigua N-340 de Cambrils

Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el martes 27 de diciembre. El inicio de las obras, para 2017

Jordi Cabré

Whatsapp
El puente parte la ciudad de Cambrils en dos. La supresión del mismo permitirá permeabilizar dos barrios y mejorar la conectividad. Foto: Pere Ferré

El puente parte la ciudad de Cambrils en dos. La supresión del mismo permitirá permeabilizar dos barrios y mejorar la conectividad. Foto: Pere Ferré

Al puente de la antigua N-340 a su paso por Cambrils cada vez le queda menos tiempo de vida. Aunque la supresión de esta barrera de hormigón es un deseo político municipal desde hace muchos años, ahora parece que no hay marcha atrás.

Ayer, el Ayuntamiento de Cambrils anuncio que ha sacado a licitación el proyecto de reconversión de la antigua carretera, en la avenida Baix Camp, que consiste en la demolición y construcción del puente sobre la Riera de Alforja y la reordenación de su entorno.

Las empresas interesadas en ejecutar el proyecto pueden presentar sus ofertas hasta el día 27 de diciembre y pueden consultar las cláusulas administrativas y prescripciones técnicas en la página web.

El plazo de ejecución de las obras será de un año a partir de la aprobación definitiva del proyecto de ejecución, previsto a lo largo de 2017. El presupuesto inicial es de 1.151.831 euros más IVA, aunque faltará conocer la cantidad final una vez se escoja a la empresa ganadora.

Este proyecto da continuidad a la transformación urbana de la antigua N-340 y se elimina la barrera histórica que separa dos barrios importantes logrando mejorar sustancialmente la conectividad entre ambos, tanto a nivel de circulación peatonal como de circulación rodada.

La actuación urbanística también mejorará la seguridad de los peatones, teniendo en cuenta que actualmente no existe un itinerario claro de conexión entre los dos barrios, a excepción de la conexión que ha supuesto la nueva rotonda de reciente construcción.

A pesar de que las obras son largamente reivindicadas, algunas asociaciones vecinales aplauden la medida, pero a su vez se cuestionan si la inversión prevista para esta dmeolición y conexión entre los dos barrios llega en un momento económico adecuado, cuando los propios vecinos han demandado mejoras para los barrios y se les ha negado alegando falta de liquidez.

Además, recuerdan, que el Ayuntamiento está en un plan de saneamiento que limita su capacidad inversora y destina una suma de dinero muy importante a la demolición de un puente que quizá podía esperar unos años más, cuando las arcas estuvieran saneadas.

Fases del proyecto

El proyecto se ha estructurado en tres fases y con esta licitación se adjudicarán las dos primeras. La primera consiste en el derribo del puente de la N-340 y la urbanización parcial de la avenida Baix Camp, con un presupuesto de ejecución de 790.383 euros más IVA.

La segunda fase de este gran proyecto contempla la construcción del nuevo puente sobre la Riera de Alforja con un presupuesto de ejecución por contrata de 361.472 euros más IVA. La suma total supera el 1,1 millón de euros. Por último, la tercera fase, que aún no se ha licitado, corresponde a la urbanización del paseo central de la avenida Baix Camp y parte con un presupuesto de ejecución de 209.135,93 euros.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También