Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los 2,6 millones enterrados en la playa de Sant Salvador

El depósito, acabado en 2007 para intentar reducir las inundaciones, nunca se ha estrenado

José M. Baselga

Whatsapp
La estructura superior del depósito.

La estructura superior del depósito.

La obra iba a minimizar las inundaciones en Sant Salvador y Coma-ruga. Era un gran depósito bajo la playa frente a la plaza de Les Palmeres. La intención era recoger las aguas pluviales y liberarlas de forma controlada al mar.

El proyecto se hizo en 2003 y la obra acabó en 2007. El depósito estaba dentro de la remodelación del paseo marítimo, que costó 5,4 millones. Sólo el gran acumulador de aguas supuso 2,6 millones. Además del depósito se harían dos diques para la salida del agua y evitar el aterramiento. Las barreras de piedra no llegaron a hacerse.

Además del depósito, se construyeron unas canalizaciones subterráneas que llevaban el agua de lluvia y una zona con bombas de impulsión para enviarla al mar. 

El depósito no se ha usado nunca.

Pero no se ha usado nunca. Aunque los vecinos de los barrios marítimos han seguido sufriendo inundaciones cada vez que llueve con cierta intensidad. Sobre la playa siguen viendo la parte superior de una estructura que hay quien ni siquiera sabe lo que es.

El tiempo ha afectado a esa infraestructura hidráulica y ahora es inutilizable. El grupo de Primàries, en la oposición en el Ayuntamiento, denuncia esa situación que ha dilapidado dinero que aportó el gobierno central.

El portavoz de Primàries, Josep Maria Llasat, presentará una moción en el pleno para que el Ayuntamiento realice gestiones para que tanto el Ministerio de Medio Ambiente como la empresa constructora «realicen las reparaciones necesarias» para que la instalación pueda ponerse en funcionamiento.

Vicios ocultos
Llasat señala que debería comprobarse el estado de las canalizaciones bajo tierra, la zona de las bombas de impulsión y limpiar los registros que permiten que el agua de lluvia llegue al depósito ya que ahora están embozados. 

Las salidas de agua están aterradas.

El concejal explica que pese a los años que han pasado desde la finalización de la obra, corresponde a la empresa durante un plazo de 15 años reparar los posibles «fallos ocultos» que pueda haber.

Un informe de 2003 del Ayuntamiento destaca que los colectores están llenos de agua de mar que entra en ellos por el bajo nivel freático en el que están. Habría que ver también el estado en el que se encuentra el depósito de acumulación de agua.

Desde el Ayuntamiento de El Vendrell aseguran que se han hecho requerimientos al Ministerio para que active el depósito y señalan que como respuesta dicen que es un objetivo. Pero no hay fecha para la obra que ayudaría a minimizar parte de las inundaciones de las calles.
El concejal de Primàries lamenta el dispendio de dinero publico en obras que se dejan perder.

Noticias relacionadas:

Temas

Comentarios

Lea También