Los colegios de Vandellòs i l’Hospitalet seguirán con la jornada intensiva

La Generalitat ha dado el visto bueno a la prórroga que solicitó hace unas semanas el Consell Escolar Municipal

Cristina Sierra

Whatsapp
Los padres y alumnos de la Escola Mestral  de l’Hospitalet de l’Infant han votado a favor de la jornada intensiva. FOTO: ALBA MARINÉ

Los padres y alumnos de la Escola Mestral de l’Hospitalet de l’Infant han votado a favor de la jornada intensiva. FOTO: ALBA MARINÉ

Las escuelas de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant continuarán con la jornada intensiva durante el curso 2019-2020. Así lo ha aprobado el departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya ante la petición del Consell Escolar Municipal de las localidades, que a principios de marzo acordó dar apoyo a la continuidad de esta prueba piloto que se inició hace tres años en los colegios Mestral y Valdelors. 

«Nosotros apostamos por este horario –de 9 a 14h- y estamos muy contentos de que nos hayan validado», explica Magda Salsench, directora de la Escola Mestral, en l’Hospitalet de l’Infant. Para poder optar a esta prórroga del proyecto los dos centros escolares tuvieron que redactar varios informes para entregarlos a Ensenyament, entre ellos, las valoraciones de los padres, profesores y las AMPAs en los que se mostraban a favor de la jornada continuada. Un apoyo que contó con el respaldo de casi el 97% de las familias del Mestral, que no dudaron en votar ‘sí’ a la encuesta que realizó el centro para conocer su opinión.  Es decir, solo 23 de los 604 alumnos del colegio de educación infantil y de primaria rechazaron la propuesta de seguir un curso más con el plan piloto. 

La directora señala al Diari que en estos tres años de jornada intensiva los escolares han experimentado un gran cambio en su rutina. «Vienen muy contentos a la escuela. No hemos tenido ninguna queja de que estén cansados o que tengan hambre», aseguraba Salsench, que añade que el servicio de comedor se alarga hasta las 15.30h y a continuación pueden realizar actividades extraescolares, que se han avanzado para que no ocupen buena parte de las tardes de los niños. 

En esta línea la directora de la Escola Valdelors, Cristina Vernet, argumenta que se ha notado una mejora en la actitud de los alumnos. «Se han adaptado muy bien al horario. No se cansan. En clase están más tranquilos y ahora tienen mucho más tiempo para hacer los deberes por las tardes», explica. 

Además, el cambio ha beneficiado a los profesores, que  también participaron en la votación organizada en marzo para conocer su opinión sobre esta prueba. «Para nosotros ha sido un cambio satisfactorio. Podemos hacer nuestro trabajo y programar mejor las clases», señala.  

Conciliación familiar

En el caso de este centro más rural el 100% de las familias (64 alumnos desde P3 hasta sexto de primaria)votaron a favor del horario continuado. Cabe recordar que hace tres años solo el 81% mostró su apoyo a esta aplicación. Vernet manifiesta que la clave está en la mejora de la conciliación familiar. «Los familiares que antes se mostraban reticentes ahora no lo están. La jornada ha supuesto un cambio para todos. Si la Generalitat nos hubiese denegado la solicitud no sé cómo hubieran reaccionado las familias», asegura. 

En este sentido, Salsench agrega que los niños tienen «más tiempo» para estar con sus familias, una ventaja que muchos escolares de los centros tarraconenses no pueden disfrutar por los horarios partidos y por las actividades extraescolares, que se alargan más allá de las 20h. 

La directora de la Escola Valderlors también razona que los colegios con jornada intensiva ofrecen los servicios de comedor y de acogida hasta las 16.30h, una hora en la que muchos padres ya han acabado de trabajar. Además, se debe tener en cuenta que la mayoría de centros acaban sus clases en ese mismo momento, por lo que el cambio para el alumnado noha sido tan brusco. 

Tanto Salsench como Vernet admiten que no saben qué pasará a partir del curso 2020-2021 puesto que la Generalitat no les ha informado de sus planes una vez se acabe el aplazamiento que ha pedido el Consell Escolar Municipal de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant. Las directoras confían en poder continuar con las jornadas durante los próximos cursos. 

Primer intento en 2012

El municipio intentó aplicar la jornada continuada en 2012 pero la Generalitat denegó su petición. Fue en 2016 cuando los colegios lo volvieron a probar y consultaron a las familias qué les parecía entrar en la prueba piloto para el período 2016-2019. En ese momento los centros mostraron su convencimiento de que el nuevo horario «favorecería la conciliación de la vida familiar y laboral, y mejoraría el rendimiento escolar». Una teoría que se ha cumplido. 

Temas

Comentarios

Lea También