Los expropiados de Barenys, en Salou, reclaman la exención del pago de la plusvalía

Aseguran que la Agència Catalana de l'Aigua les comunicó que haría esta recomendación al Ayuntamiento y exploran esa vía con sus abogados

FRANCESC JOAN

Whatsapp
Dos expropiadas, en el Passeig Miramar, ante un chalet y un edificio de apartamentos -algunos tapiados- afectados por las obras. FOTO: P. FERRÉ

Dos expropiadas, en el Passeig Miramar, ante un chalet y un edificio de apartamentos -algunos tapiados- afectados por las obras. FOTO: P. FERRÉ

Los 29 expropiados por la canalización del Barranc de Barenys inician una nueva batalla. Después de verse obligados a desprenderse forzosamente de sus inmuebles por parte de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), para acometer las obras que permitan solucionar las inundaciones que desde años se producen en el Barri de la Salut, la plataforma de afectados reclama ahora la exención del pago de la plusvalía.

Los ya expropietarios de las viviendas perjudicadas por la canalización del barranco -entregaron las llaves en octubre- han puesto la reclamación en manos de sus abogados, que la están estudiando para formalizarla legalmente.

Los vecinos reivindican esta petición en base a distintos argumentos. Aseguran en primer lugar que el representante de la ACA con el que negociaron el importe final de la expropiación les indicó que recomendaría al Ayuntamiento de Salou la exoneración de ese pago al tratarse de una venta forzosa; añaden que la indemnización que han percibido está tan debajo del precio de mercado que les será imposible adquirir una vivienda de idénticas características en esa misma zona de Salou; que en detrimento de su negativa a vender el municipio saldrá beneficiado para solventar un problema que el propio municipio generó hace años con la modificación del cauce del barranco; y que incluso han hecho un favor al propio Ayuntamiento de Salou en los últimos meses manteniéndose en sus viviendas en lugar de marcharse en febrero como estaba inicialmente previsto.

«En febrero, cuando la ACA nos dio la paga y señal para la expropiación forzosa, nos pidieron a los propietarios que no nos marcháramos aún porque los trabajos no iban a empezar todavía y tenían miedo a que las viviendas fueran ocupadas», explican desde la plataforma. «Querían evitar también que en plena campaña turística de verano estas viviendas de primera línea se vieran tapiadas como están ahora, porque eso ofrecería una mala imagen», añaden algunos de los afectados mientras contemplan algunos de los inmuebles desde el Passeig Miramar.

Las viviendas están tapiados desde hace unas semanas, a la espera de que posiblemente en diciembre se inicien los trabajos de demolición previos a las tareas de la canalización.

La respuesta del Ajuntament

La petición de que se les exonere de la plusvalía ya fue trasladada por la plataforma, poco después de firmar las expropiaciones, al concejal de Territori de Salou, Marc Montagut. Después de algunas consultas éste les contestó que por normativa debían cobrar el impuesto según han explicado los vecinos.

Consultado directamente por el Diari sobre esta reivindicación el Ajuntament de Salou ha asegurado esta misma semana que no les consta la recomendación de la Agència Catalana de l’Aigua de esta exención de la plusvalía a los expropiados. El concejal de Gestió Econòmica, Yeray Moreno, asegura que «en ningún momento hemos recibido esta petición desde el ACA. No existe legalidad posible para anular impuestos».

Los expropiados también lamentan que el Ayuntamiento les haya cobrado la totalidad de la tasa anual del IBI teniendo en cuenta que firmaron en febrero, siguieron a petición de la administración y abandonaron los inmuebles en octubre. «Podían habernos cobrado menos, pero lo que reivindicamos es que nos exoneren de la plusvalía», dicen.

La canalización, adjudicada por 9,2 millones de euros

Las obras de canalización del Barranc de Barenys de Salou fueron licitadas por Infraestructures.cat y adjudicadas el pasado 28 de septiembre por 9,2 millones de euros (incluyendo el IVA) en dos lotes: la canalización del tramo final y la zona de laminación para reducir la fuerza del agua en su recorrido por encima del Vial del Cavet.

El lote principal, el que debe canalizar el tramo urbano del barranco, se ha adjudicado a la empresa Lantania y el segundo, el que debe laminar, a la empresa Copcisa. 

Ambas tienen un plazo de ejecución de los trabajos de 18 meses, una vez se haga el replanteamiento. 

El lote 1 se centra en los cajones que van por debajo de la calle Barenys, que contendrán las aguas, y abarca desde la zona del ferrocarril hasta en el mar. Son 4, más uno que ya existe. El valor estimado para este lote es de 4.921.145,59 euros.

El lote 2 consiste en el encauzamiento a cielo abierto e integra toda la canalización, entre el la línea del ferrocarril y el Vial de Cavet.

El próximo día 1 de diciembre las empresas adjudicatarias se personarán en el Ayuntamiento de Salou para dar a conocer todo el calendario y los trabajos que se llevarán a cabo. 
Está previsto que los trabajos estén acabados en el tercer trimestre del año 2023.

Temas

Comentarios

Lea También